NEWS

Portugal celebra los 45 años de la Revolución que le "descubrió la libertad"

  • Escrito por Cynthia de Benito
  • Publicado en Internacional
Imagen que muestra un clavel en el Parlamento portugués con motivo del 45 aniversario de la Revolución de los Claveles, este jueves en Lisboa (Portugal). EFE 	   Imagen que muestra un clavel en el Parlamento portugués con motivo del 45 aniversario de la Revolución de los Claveles, este jueves en Lisboa (Portugal). EFE

Las autoridades de Portugal conmemoraron hoy los 45 años de la Revolución de los Claveles, un levantamiento pacífico de militares que dio la vuelta al mundo y que se reivindica como el que "descubrió" a los lusos lo que era la libertad tras 48 años de dictadura.

Como cada año, el Parlamento se convirtió en el epicentro de los actos solemnes del 25 de abril al reunir a toda la clase política, exjefes de Estado lusos, altos cargos de la judicatura e incluso de la Iglesia, representada por la máxima figura religiosa del país, el cardenal patriarca de Lisboa, Manuel Clemente.

El hemiciclo, repleto de claveles rojos, el símbolo de aquella jornada, inauguró la sesión con el himno de Portugal, que también cerró los discursos y tras el cual algunos diputados entonaron "Grândola Vila Morena", la canción acordada por los militares como señal para iniciar la insurrección.

Cuarenta y cinco años después, el espíritu de aquella inédita transición se ha recordado, más que como herencia, como tarea actual. "Se diría que fue ayer, pero pasaron 45 años", ha repetido en varias ocasiones durante su discurso el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que vivió aquel 25 de abril de 1974 como un joven y que ha remarcado lo que implicó la Revolución.

"Para muchas portuguesas y portugueses, el descubrimiento de la libertad llegaría con la propia democracia", remarcó. Y aunque elogió lo logrado en estas más de cuatro décadas, evitó caer en la complacencia.

"No vemos estos 45 años como obra una perfecta, acabada, que nos deje deslumbrados y realizados. Lejos de eso, deseamos mucho más y mucho mejor, pero reconocemos que valió la pena el paso fundador, valió la pena el 25 de abril", remachó.

En la sucesión de discursos, que incluyeron al presidente del Parlamento, el socialista Eduardo Ferro Rodrigues, y representantes de cada uno de los partidos con escaño, fueron frecuentes tanto los agradecimientos a los capitanes, algunos de ellos sentados en las gradas superiores, como las referencias a problemas actuales.

El cambio climático, la defensa de los servicios públicos o las reivindicaciones y huelgas de los trabajadores trufaron los discursos de los partidos, que a seis meses de las elecciones legislativas se lanzaron recados velados.

Por ejemplo, por parte del Partido Comunista Portugués, que da apoyo parlamentario al Gobierno del socialista António Costa y que, tras repasar algunas medidas sociales aprobadas con su respaldo en esta legislatura, consideró que "es necesario ir más lejos".

Lo conseguido, dijo la diputada Diana Ferreira, "son pasos que deben ser valorados, porque muestran que vale la pena luchar". Desde la oposición, el democristiano CDS-PP destacó que "la promiscuidad con el poder, sea de ámbito económico, partidista o familiar es incompatible con la dignidad democrática", en aparente alusión al escándalo de las conexiones familiares entre miembros del Gobierno, que ha causado tres dimisiones en las últimas semanas.

Pero ningún momento fue más obvio que el protagonizado por Pedro Roque, del PSD, líder de la oposición conservadora, quien dijo en su turno que su formación rechaza "que criterios partidistas o de nepotismo se impongan al mérito y al interés colectivo".

Unas palabras que desataron los aplausos en su bancada y miradas y comentarios entre António Costa y su ministro de Finanzas, Mário Centeno; los socialistas intervinieron a través de su líder parlamentario, Carlos César, quien sostuvo que el "espíritu de abril" es "respetarnos en nuestra diversidad".

Tras la sesión solemne, las celebraciones del 25 de abril continuarán con un masivo desfile esta tarde en el centro de Lisboa, donde algunos edificios públicos, como el Parlamento o los jardines del Palacio de São Bento, residencia oficial del primer ministro, estarán abiertos al público.

Como novedad, se inaugurará al final de la tarde un memorial en el Fuerte de Peniche, antigua prisión de los presos políticos de la dictadura salazarista, en recuerdo de los que allí fueron retenidos.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px