La vista oral del juicio a Pablo Ibar entra en su última semana de 2018

La última audiencia del año 2018 tendrá lugar el próximo viernes, cuando se espera que finalice la presentación de testigos por parte de la Fiscalía, y a partir del 7 de enero, cuando se reanudará el juicio, empezará el turno de la defensa. EFE/Archivo La última audiencia del año 2018 tendrá lugar el próximo viernes, cuando se espera que finalice la presentación de testigos por parte de la Fiscalía, y a partir del 7 de enero, cuando se reanudará el juicio, empezará el turno de la defensa. EFE/Archivo

El nuevo juicio al hispano-estadounidense Pablo Ibar por un triple asesinato cometido en 1994 en Florida (EE.UU.) entra hoy en su última semana antes del receso navideño, durante la cual la Fiscalía presentará el resultado de nuevas pruebas genéticas que supuestamente incriminan al acusado.

La última audiencia del año 2018 tendrá lugar el próximo viernes, cuando se espera que finalice la presentación de testigos por parte de la Fiscalía, y a partir del 7 de enero, cuando se reanudará el juicio, empezará el turno de la defensa. Joe Nascimento, uno de los abogados de Ibar, dijo hoy Efe que restan por comparecer ante el tribunal unos siete testigos de la Fiscalía y que la defensa utilizará unas dos semanas para los suyos a partir de enero.

Esta es la cuarta vez que Ibar es juzgado por los asesinatos de Casimir Sucharski, dueño de un club nocturno, y de Sharon Anderson y Marie Rogers, dos empleadas de ese establecimiento. De los 24 años que lleva preso, 16 estuvo condenado a muerte, pero la Corte Suprema de Florida anuló en 2016 la condena porque las pruebas contra él eran escasas y débiles y ordenó que fuera juzgado de nuevo.

El nuevo juicio comenzó el pasado 1 de octubre en Fort Lauderdale, la ciudad del sur de Florida donde Ibar nació hace 46 años y está presidido por el juez Dennis Bailey. La Fiscalía ha dejado para esta semana las "nuevas" pruebas de ADN hechas a una camiseta que llevaba uno de los dos asesinos y que fue dejada en casa de Suchzarski, donde ocurrieron los crímenes.

A fines de noviembre la Fiscalía anunció que utilizaron tecnología mejorada de una empresa que ayudó a identificar a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre para el análisis de muestras halladas en la prenda con la que uno de los asesinos se tapaba el rostro, según registraron las cámaras de vigilancia.

Nascimento, que afirma que se trata de pruebas "contaminadas", dijo a Efe que en las tres pasadas semanas se han hecho evidentes los fallos cometidos por los investigadores del triple asesinato. Resaltó como uno de los testimonios más importantes para la defensa el del Jean Tasier, quien había implicado a Ibar en los tres juicios anteriores.

Tasier, dijo Nascimento, admitió el viernes pasado que había mentido bajo juramento, que no recordaba nada de lo que había pasado porque estaba diariamente drogado con cocaína, marihuana y crack y que había sido motivado por una recompensa económica.

"Él vino a la corte y dijo por primera vez: estaba mintiendo, siempre mentí, hoy voy a decir la verdad", señaló Nascimento. Nascimento resaltó además que hasta ahora los detectives no habían reconocido en 24 años el pago de una recompensa a Tasier.

La defensa también ha mencionado el hecho de que el exdetective Paul Manzella admitiese que no siguió la pista de un hombre que fue asesinado el día después de denunciar ante las autoridades que Sucharski le ordenó incendiar uno de sus vehículos, el mismo en el que el testigo Gary Foy supuestamente identificó a Ibar saliendo de la vivienda el día del triple asesinato.

También omitió investigar, según la defensa, la posible participación de asociados a la mafia de la familia Gambino. Los abogados han cuestionado además que en las fotos que Manzella mostró a Foy incluyó la de Ibar y la de otros hombres que físicamente no se parecen a la imagen extraída del video de vigilancia de poca resolución y fuertes contrastes lumínicos grabado por las cámaras ocultas en la vivienda.

Durante el interrogatorio con la Fiscalía, Manzella afirmó que durante su investigación él le mostró a Ibar la foto sacada del video y este reaccionó bajando la cabeza, como si le hubieran atrapado. Sin embargo, la defensa pudo demostrar con grabaciones que en nueve declaraciones anteriores realizadas a lo largo de los años, en los juicios y apelaciones del caso, siempre había mantenido que Ibar había dicho que el de la foto no era él.

Por orden del juez Bayle y a solicitud de la defensa, Manzella tendrá la obligación de volver a comparecer si los abogados de Ibar así lo requirieran más adelante.

Entre tanto, los detectives Mark Suchomel y Robert Haarer señalaron en sus testimonios que ninguna de las pruebas de huellas dactilares o manchas de sangre recogidas en la vivienda de Sucharski coinciden con las de Ibar. En ese sentido la semana pasada se presentó un nuevo experto en huellas dactilares, que basado en estándares de 2018, determinó que ninguna de ellas coincide con las de Ibar.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px