Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕

Un periodista, un error judicial y la libertad de prensa en Italia


Lejos de ser felicitado por descubrir un terrible error judicial que mantuvo a un inocente durante tres años en la cárcel, el periodista italiano Lorenzo Tondo se enfrenta a una demanda por difamación presentada por el fiscal del caso, pero no esta solo en esta batalla por la libertad de prensa.

El Consejo de Europa, la Federación Europea de Periodistas, la Federación Italiana y el diario británico The Guardian, el medio para el que trabaja, apoyan a Tondo, un reconocido reportero que ha cubierto crisis internacionales, ha escrito para The New York Times y ha obtenido premios internacionales, entre otros logros.

"Cuando me enteré de que el fiscal me había demandado, volví a caer en el abismo", explica a Efe Tondo, que está convencido de que "hay investigaciones que te siguen hasta el final de tus días".

EL CARPINTERO Y EL GENERAL

Ese es el caso del laborioso trabajo que le llevó a desentrañar un clamoroso error judicial: Medhanie Tesfamariam Behe, un joven carpintero eitreo refugiado, fue confundido con un sanguinario traficante de seres humanos, Medhanie Yehdego Mered, conocido como "El general", y pasó tres años en la cárcel en Palermo (Sicilia, sur de Italia) tras ser detenido y extraditado desde Sudán en 2016.

En el libro que ha escrito con todos los detalles de la investigación, titulado "El general", Tondo explica las numerosas pruebas que demostraban la verdadera identidad del detenido, como el testimonio de sus familiares, fotografías, audios e incluso una prueba del DNA y la declaración de la esposa del traficante.

Todas fueron desestimadas por los fiscales, incluido su demandante, Calogero Ferrara, durante el juicio y después de que la detención del presunto traficante se hubiera anunciado como un logro sin precedentes en la lucha contra la trata de personas en Libia.

Finalmente, en 2019, el Tribunal de Palermo liberó al joven eritreo tras calificar las acusaciones de "inconsistentes e inadecuadas» y destacar que se habían ignorado pruebas importantes.

"Cuando el hombre arrestado por error salió de la cárcel, sentí una inmensa alegría. Teníamos razón. Un juez confirmó nuestras investigaciones.

Pensé que esa historia había terminado", explica Tondo, a quien poco después le llegó la primera demanda del fiscal porque no le gustaron las críticas de algunos de sus escritos.

ESCUCHAS TELEFÓNICAS Y LIBERTAD DE PRENSA

En el proceso, se reveló que Tondo había sido objeto de escuchas telefónicas: "Cuando en 2017 descubrí que la fiscalía había interceptado algunas de mis conversaciones con una fuente estaba furioso y frustrado al mismo tiempo. Me di cuenta de que tenía que empezar a cuidarme las espaldas".

Desde ese año hasta 2020, al menos 20 periodistas que cubrían temas migratorios fueron escuchados sin saberlo por los fiscales sicilianos en el marco de investigaciones vinculadas al tráfico de seres humanos y en muchas de las cuales los acusados eran ONG dedicadas al rescate de migrantes en el Mediterráneo.

Como sostiene el abogado italiano nombrado por The Guardian, Andrea Di Pietro, "el caso de Lorenzo Tondo es emblemático de las dificultades que vive hoy el periodismo independiente en Italia".

Tondo ha sido citado para la primera audiencia de las dos demandas civiles de resarcimiento interpuestas por el fiscal el próximo 2 de febrero, lo que le impide seguir la apelación del "caso Mered", algo que la Plataforma del Consejo de Europa para la protección del periodismo y la seguridad de los reporteros considera una potencial "intimidación".

"Aunque el intento de mediación obligatoria concluyó el 5 de noviembre de 2020, el fiscal Ferrara esperó casi un año para confirmar las demandas, que fueron notificadas poco antes del inicio del segundo juicio 'Mered'.

Los críticos dicen que esto podría indicar un movimiento estratégico para intimidar y evitar que Tondo cubra ese proceso", escribe el organismo.

LA HERRAMIENTA MÁS PODEROSA

"Finalmente una institución internacional ha reconocido que la citación fue un supuesto intento del fiscal de dificultar mi trabajo y continuar con el caso. The Guardian me apoyó desde el principio", y ahora, además, "cuento con el de las asociaciones para la libertad de prensa. Ya no estoy solo en esta batalla", asegura.

En Italia, los redactores judiciales son criticados a menudo por ser "demasiado dependientes de los fiscales, que sólo interactúan con la prensa cuando ésta está dispuesta a contar su versión de los hechos", según el abogado.

Tondo, dice Di Pietro,"fue un verdadero periodista de investigación" que "por no someterse fue tratado como un hereje, con el que no se debe hablar, que debe ser llevado a juicio sin su periódico, para que se sienta aún más aislado y débil en comparación con el poder del Estado, pero The Guardian no lo ha abandonado: permanecerá a su lado, demostrando lo que significa defender realmente, en todos los campos, la libertad de prensa".

El periodista resume en una frase la mejor lección de esta experiencia, al menos por ahora: "Me he dado cuenta de que el periodismo, el periodismo real, puede convertirse en la herramienta de defensa más poderosa".

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider