Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Biden planea reconocer el genocidio armenio, según medios


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante su intervención, en Washington DC (EE.UU.). El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante su intervención, en Washington DC (EE.UU.).

El presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, planea reconocer el genocidio del pueblo armenio pese al riesgo de tensar las relaciones con Turquía, de acuerdo con informaciones de medios estadounidenses.

Biden tiene previsto hacer el reconocimiento este sábado, cuando se cumple el 106 aniversario del inicio del genocidio contra 1,5 millones de armenios a manos del Imperio Otomano, aunque según las fuentes consultadas por los medios aún podría echarse atrás.

De confirmarse, Biden se convertiría en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en reconocer el genocidio, aunque el exmandatario Ronald Reagan hizo una alusión a éste en 1981 en un comunicado sobre el Holocausto.

El reconocimiento es algo que Biden había prometido hacer durante la pasada campaña electoral.

En 2019, las dos cámaras del Legislativo estadounidense aprobaron resoluciones reconociendo por primera vez el genocidio, un movimiento que enfureció a Turquía, que lo niega y que se ha mostrado siempre hostil contra este tipo de declaraciones.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió entonces de que "si fuera necesario" podría ordenar el cierre de la base aérea estadounidenses de Incirlik, que ha jugado un rol importante para las operaciones del Pentágono en Siria.

"Es muy importante para ambos lados que Estados Unidos no dé pasos irreparables en las relaciones", dijo Erdogan, que avisó además que tomaría medidas "recíprocas".

Sin embargo, el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, que mantenía una buena relación con Erdogan, no tomó el testigo del Legislativo y logró que la sangre con Turquía no llegase al río.

Estados Unidos ha sido reticente hasta ahora a reconocer como un genocidio la matanza de 1,5 millones de armenios entre 1915 y 1923 para no perjudicar las relaciones con Turquía, el Estado heredero del Imperio Otomano y socio de Washington en la OTAN.

Turquía, que niega el genocidio armenio y habla de "lamentables excesos", se ha mostrado hostil contra quienes lo reconocen internacionalmente, como Francia o Alemania.

Sobre Francia, en 2019 Erdogan dijo que "aquellos que quieren sermonear a Turquía sobre derechos humanos, democracia, el problema de Armenia y la lucha contra el terrorismo tienen una historia sangrienta", al acusar a París de ser responsable del genocidio de los tutsis en Ruanda en 1994.

En 2011 el Parlamento francés había aprobado una proposición de ley que castigaba la negación del genocidio armenio, lo que supuso que Turquía suspendiera las relaciones políticas y militares con Francia.

Y en 2016 el Parlamento de Alemania aprobó una resolución en la que reconoció el genocidio armenio, lo que abrió una crisis diplomática entre Berlín y Ankara.

El papa Francisco, un año antes, se refirió explícitamente al armenio como el "primer genocidio del siglo XX".