Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Bruselas da un nuevo aviso a 6 países por las restricciones en las fronteras


La Comisión Europea ha dado un nuevo aviso a seis países (Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Hungría) por aplicar restricciones en las fronteras que van más allá de las recomendaciones acordadas a nivel europeo por la covid-19 y ha pedido que respondan en diez días, informó este martes el Ejecutivo comunitario.

Los seis países en cuestión están aplicando restricciones más estrictas, en particular sobre "las prohibiciones para entrar o abandonar el país", precisó en una rueda de prensa el portavoz comunitario Christian Wigand.

"La Comisión Europea ha sido clara: tenemos un enfoque coordinado, hay riesgo de fragmentación y de distorsiones a la libre circulación y a las cadenas de suministro, algo que ya hemos visto en las pasadas semanas", añadió el portavoz.

Por eso Bruselas ha procedido a dar una nueva advertencia, tras las cartas que los comisarios europeos de Justicia, Didier Reynders, e Interior, Ylva Johansson, enviaron la semana pasada a todos los países de la UE.

"Confiamos en encontrar soluciones sin necesidad de adoptar pasos legales", añadió Wigand.

Las nuevas cartas, enviadas ayer, subrayan la necesidad de que las medidas sean "no discriminatorias y proporcionadas" y asegurar que las disposiciones de los países se alinean con lo acordado por la UE.

La Comisión Europea anunció la semana pasada que enviaría una carta a cada Estado miembro para recordarles las recomendaciones que consensuaron de cara a armonizar las restricciones a la libertad de movimientos por la pandemia.

Bruselas ha dejado claro de manera reiterada que no es partidaria de prohibiciones generalizadas a los viajes.

Los países de la Unión Europea acordaron a finales de enero que los Estados miembros pudieran aplicar restricciones de viaje selectivas a los territorios cuya incidencia acumulada durante 14 días superase el umbral de 500 casos por cada 100.000 habitantes.

La CE también es partidaria de desincentivar los viajes no esenciales a estas zonas, que recientemente se distinguen con el color rojo oscuro en el mapa que elabora el Centro Europeo para el Prevención y el Control de las Enfermedades, aunque pide que los gobiernos eviten "prohibiciones generalizadas".