Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Japón llama a consultas al embajador surcoreano por el fallo de las esclavas sexuales


Japón llamó este viernes a consultas al embajador surcoreano en Tokio para protestar por la sentencia de un tribunal de Corea del Sur que ordena al Gobierno nipón a compensar a mujeres prostituidas forzosamente en la primera mitad del siglo XX por el entonces ejército imperial.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón convocó al embajador Nam Gwan Pyo para transmitirle su descontento con el fallo, al que califican de "lamentable" e "inaceptable", dijo el portavoz del Ejecutivo japonés, Katsunobu Kato, en declaraciones a los periodistas poco después de conocerse hoy el veredicto pionero.

"Con base en la inmunidad soberana (doctrina legal que considera impropio que un tribunal extranjero dictamine la confiscación de activos de otro país), Japón no se inmiscuirá en el sistema jurídico de Corea del Sur. Sin embargo, mantenemos la postura de que (el fallo) debe ser rechazado", declaró Kato.

La sentencia en cuestión fue emitida por un tribunal del distrito central de Seúl en favor de la demanda de 12 esclavas sexuales surcoreanas planteada en 2013 para que el Gobierno de Japón las compense a cada una con 100 millones de wones (unos 74.445 euros/91.155 dólares).

Las demandantes aseguran que fueron engañadas o forzadas hasta acabar ejerciendo como esclavas sexuales para las tropas imperiales niponas antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

El fallo es el primero de este tipo en torno al espinoso contencioso de las esclavas sexuales, a las que el Gobierno japonés se refiere eufemísticamente como "mujeres de confort", que sigue erosionando las relaciones entre ambos países.

El portavoz gubernamental nipón insistió hoy en que el asunto quedó cerrado "completamente" y de forma "irreversible" con un acuerdo bilateral alcanzaron en 1965 y otro en 2015 firmado con la anterior Administración surcoreana, que el actual Ejecutivo rechaza argumentado que se pactó a espaldas del público y las afectadas.

Se calcula que unas 200.000 niñas y adolescentes en Asia, la mayoría coreanas, fueron víctimas de abusos sexuales por las tropas imperiales japonesas desde los años 30 del siglo pasado hasta el final de la II Guerra Mundial, en 1945.