Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Protestas y enfrentamientos en varias ciudades de Italia contra los cierres


Numerosas manifestaciones de protesta se han producido en varias ciudades de Italia contra el decreto del Gobierno para frenar los contagios por coronavirus, que prevé el cierre de algunas actividades y de los bares y restaurantes a las 18.00 horas, y que algunas han degenerado en enfrentamientos con la policía y actos vandálicos.

Varios centenares de personas se manifestaron por las calles de Milán como protesta a las nuevas restricciones introducidas por el Gobierno, y se vivieron momentos de tensión cuando algunas personas lanzaron bengalas y petardos contra la Policía.

Algunos manifestantes, la mayoría con el rostro tapado, llegaron hasta la sede de la región de Lombardía y arrojaron piedras, botellas y petardos, además de haberse dedicado a volcar los contenedores de basuras en la calle Corso Buenos Aires.

Durante los enfrentamientos un policía ha resultado herido y dos manifestantes fueron detenidos, según los medios italianos.

También en Turín se vivieron momentos de tensión cuando algunos manifestantes lanzaron bengalas y petardos contra la policía, en la céntrica Plaza Castello.

Además, se rompieron los cristales de varios escaparates de las tiendas, que fueron saqueadas, y un fotógrafo tuvo que se atendido al recibir una pedrada en la cabeza.

Según los medios italianos, unos diez manifestantes fueron detenidos por los altercados en Turín.

Mientras que en Nápoles, donde hace unos días se vivieron momentos de tensión entre manifestantes y policía, siempre por las protestas ante los cierres, hoy se reunieron en la céntrica plaza plebiscito.

Los manifestantes se trasladaron después ante la sede de la región para pedir la dimisión del presidente, Vincenzo de Luca.

Las manifestaciones de protestas también se han producido en Trieste (norte), donde salieron a la calle asociaciones de pequeños empresarios y comerciantes, pero también hubo momentos de tensión con el enfrentamiento entre los organizadores y la policía y algunos de los presentes lanzaron objetos y bengalas en dirección de la sede de la Delegación de Gobierno.

Los hechos de violencia fueron condenados por el presidente de la región a la que pertenece Trieste, Friulia Venezia Giulia, Massimiliano Fedriga y por el alcalde, Roberto Dipiazza, quienes en una nota subrayaron "la participación de miles de personas pacíficas, que expresaron su disconformidad de manera civil y serena" y "unos alborotadores, que nada tienen que ver con ellos, y que han "tratado de envenenar el clima alimentando tensiones innecesarias".

El decreto gubernamental que entró en vigor hoy para frenar los contagios, que han alcanzado los 20.000 diarios, prevé que los restaurantes, bares, "pubs", heladerías y pastelerías podrán permanecer abiertos solo de 05:00 a 18.00 horas.

La medida incluye además el cierre de gimnasios, piscinas y balnearios, así como centros culturales, centros sociales, centros recreativos, salas de bingo, casinos y parques de atracciones, mientras que quedan abiertos los parques y jardines de juegos para niños.

Asimismo cierran los teatros, cines y salas de concierto, incluso al aire libre, y se prohíbe todo tipo de organización de eventos y congresos presenciales.