Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Marcos Ros advierte de la necesidad de garantizar el aprendizaje presencial para todo el alumnado


El Parlamento Europeo ha aprobado este pasado miércoles una resolución sobre el futuro de la educación en el contexto de la COVID-19, en el que pide a la Comisión Europea y a los Estados Miembros que colaboren estrechamente para reducir al mínimo los riesgos para la salud del personal y de los estudiantes y maximizar, al tiempo, las posibilidades de que la educación presencial pueda continuar. De esta manera, el consenso alcanzado recoge las exigencias del eurodiputado socialista Marcos Ros, que ha subrayado la importancia de que los Estados miembros puedan garantizar, incluso en un contexto de la COVID-19, que los alumnos y alumnas -especialmente en edades tempranas- tengan acceso a un aprendizaje en las aulas, a través de un refuerzo y adaptación de las infraestructuras educativas para poder hacer grupos reducidos, como recomiendan las autoridades sanitarias.

“No hay ordenador ni pantalla que pueda sustituir a la relación directa del alumnado con su profesor y sus compañeros. La educación presencial asegura la adquisición de las competencias que les permitirán progresar a lo largo de su vida: relaciones personales, capacidad de estudio, empatía, cooperación”, ha señalado Ros.

La Eurocámara ha pedido a la Comisión que reúna, evalúe y publique datos de todos los Estados miembros sobre las repercusiones de la pandemia en la participación de los y las estudiantes en la educación a distancia, prestando especial atención a los casos en que no pudieron participar por falta de medios digitales.

Brecha digital

Ros, miembro de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte, ha hecho hincapié en la importancia de enseñar conocimientos digitales básicos mediante un auténtico enfoque de aprendizaje a largo plazo y de proporcionar recursos suficientes a la comunidad educativa para lograrlo, con el fin de paliar la brecha digital entre las regiones. «La educación es un instrumento para garantizar la igualdad de oportunidades, y no podemos permitir que la brecha en la educación digital y online agrande todavía más las desigualdades existentes», ha advertido.

En esta misma línea, el texto aprobado remarca que, en caso de que se produzca otro cierre de las aulas debido a la pandemia, “las instituciones educativas deben estar equipadas para proporcionar aprendizaje digital de calidad a todos los y las alumnas, y abordar la salud mental y el bienestar en cooperación con los padres. Al mismo tiempo, recoge que “las instituciones de enseñanza superior suelen obtener mejores resultados gracias a la infraestructura, los recursos y la experiencia existentes en materia de instrumentos digitales”.

Por último, Marcos Ros ha pedido una vez más la puesta en marcha del Espacio Europeo de Educación que permita el establecimiento de un sistema de reconocimientos académicos y garantice la armonización de competencias.