Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

HRW: "En Venezuela avanza un “Estado policial” en el contexto del coronavirus"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. EFE/ Miguel Gutiérrez El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. EFE/ Miguel Gutiérrez

En Venezuela “está avanzando un Estado policial” en el contexto de la pandemia, dijo a Efe la subdirectora interina para las Américas de Human Rights Watch (HRW), Tamara Taraciuk Broner.

La organización difunde este viernes un informe que recopila los hechos ocurridos en ese país desde el pasado 13 de marzo, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro decretó un “estado de alarma” para contener la propagación de la COVID-19.

Entre otros, el documento menciona casos en los que 162 personas habrían sido víctimas de hostigamiento, detención o persecución penal entre mayo y junio, y 257 detenciones arbitrarias documentadas entre marzo y julio por la organización no gubernamental venezolana Foro Penal.

Pregunta: ¿Cuál es el principal hallazgo de este informe?

Respuesta: Este informe lo que hace es mostrar que en Venezuela, en el contexto del coronavirus, está avanzando un Estado Policial. Hay detenciones arbitrarias de médicos, de opositores políticos, de abogados defensores de derechos humanos, de personas que cuestionan al Gobierno con relación a la pandemia y en otros asuntos.

Esto es parte del mismo patrón de represión y de arremetida contra opositores que hemos visto en Venezuela en el pasado que se está profundizando con el coronavirus como excusa.

MÁS REPRESIÓN TRAS ESTADO DE ALARMA

P: ¿El informe recoge datos desde el 13 de marzo o desde cuándo están documentando casos?

R: Nosotros venimos documentando la represión hace muchos años en Venezuela. Este informe lo que hace es mostrar que desde que se declaró el Estado de excepción o de alarma, como lo llaman en Venezuela, la represión se ha profundizado.

P: ¿Cuántos casos han encontrado en este período?

R: Es difícil establecer cuántos casos realmente hay, porque en Venezuela hay un enorme problema para visibilizar este tipo de abusos. El Foro Penal ha registrado más de 250 detenciones arbitrarias desde que se declaró el estado de excepción. Nosotros haciendo un análisis de fuentes de distintas organizaciones de derechos humanos, de medios de comunicación, encontramos denuncias de que también hay una gran cantidad de casos y hemos hecho entrevistas a familiares o víctimas en algunos de estos casos.

En todos ellos se sigue el mismo patrón, en donde encontramos detenciones arbitrarias, casos de abogados que no pueden acceder a los expedientes o hablar con los fiscales porque los tribunales están cerrados por medidas vinculadas con el coronavirus, casos que se resuelven por un sistema de justicia que no tiene ningún tipo de independencia, que es un apéndice del Ejecutivo, y casos donde los detenidos en algunas ocasiones son víctimas de abusos y en algunos casos de tortura.

P. ¿Este tipo de acciones tienen un trasfondo político o es una forma de evitar que se conozca información sobre cómo se está manejando la pandemia?

R. La situación en Venezuela con relación a la pandemia es gravísima. Estamos ante un país donde hay un sistema de salud colapsado, donde hay poco acceso al agua, donde hay hacinamiento en muchísimos lugares, con lo cual las medidas más básicas de prevención no se pueden tomar, que son el distanciamiento social y el lavado de manos y estamos ante una situación en la cual hablando con médicos, nos dicen, por ejemplo, que hay casos de pacientes con síntomas de coronavirus que no llegan a ser testeados, casos donde los resultados vuelven con muchísima demora, la capacidad de testeo es muy limitada.

Y es muy difícil de creer las estadísticas que salen de Venezuela. Lo que estamos viendo cuando un periodista o un médico se anima a denunciar lo que realmente pasa en el país, termina siendo víctima de acoso, de detención, de hostigamiento y evidentemente esto parece ser un esfuerzo para tratar de limitar la información que sale sobre lo que realmente ocurre en el país, que por lo demás es algo que las autoridades venezolanas vienen haciendo hace tiempo. Un punto importante, creo, es que se pierde de vista que en Venezuela hay una maquinaria represiva actuando con una total impunidad.

"El CORONAVIRUS NO ES UNA EXCUSA PARA REPRIMIR"

P. ¿Qué llamado se puede hacer al Gobierno de Maduro y a otros países donde se han escuchado denuncias de acciones amparadas en la emergencia de coronavirus?

R. R. El coronavirus no es una excusa para reprimir y no justifica ciertas medidas que están adoptando las autoridades venezolanas y en otros gobiernos de detenciones arbitrarias. Obviamente, hay ciertos derechos que pueden restringirse cuando estamos en un estado de excepción.

Que limiten la circulación de la gente en una cuarentena, por ejemplo, puede ser perfectamente razonable como en un contexto como el que estamos viviendo, pero obviamente detener arbitrariamente a alguien, torturarlo, mantenerlo privado de la libertad no es una razón, no es una justificación el coronavirus. (...)

Lo que sí podemos hacer es mandarles un mensaje claro desde la comunidad internacional que este tipo de abusos no son tolerables.

Lo que llega a las tapas de los periódicos hoy tiene que ver con la gravísima emergencia humanitaria y es importante que así sea, pero eso no debe perder de vista que en Venezuela hay un Estado policial que está reprimiendo a sus ciudadanos. EFE.