Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Disputas internas impiden celebrar el Gabinete de ministros en Israel

Benjamin Netanyahu. EFE/EPA/TAL SHAHAR / POOL Benjamin Netanyahu. EFE/EPA/TAL SHAHAR / POOL

Los dos principales partidos del Ejecutivo israelí, Likud y Azul y Blanco, decidieron cancelar la reunión de Gabinete de ministros de hoy por una serie de disputas que profundiza las diferencias internas en la coalición.

La decisión, anunciada por los portavoces de ambos partidos, es extremadamente inusual y estuvo acompañada por un fuerte cruce de acusaciones entre representantes de las dos formaciones.

"La reunión de Gabinete no se celebrara hoy a causa de la insistencia del Likud en no atenerse al acuerdo de coalición y su no aprobación de medidas que asegurarían su estabilidad", dijo Azul y Blanco en un comunicado, en el que agregó también que "no es la primera vez que Likud incumple sus promesas" y que "cualquier excusa es una mentira descarada".

La importancia de esta reunión específica radicaba en que se pretendía aprobar un programa de asistencia económica para la población por la crisis causada por el coronavirus.

Un portavoz del Likud, partido encabezado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, dijo que Azul y Blanco se negó a incluir este programa en la reunión de hoy, que según el acuerdo de coalición debe contar con una agenda aprobada previamente por ambos partidos, algo que no sucedió hoy.

Además, señaló que el plan de asistencia económica prevé la creación de 10.000 nuevos puestos de trabajo e incluye un fondo de 700 millones de shéqueles (unos 175 millones de euros) destinado a familias empobrecidas y otro de 600 millones (unos 150 millones de euros) para personas mayores.

"Esta mañana se ha cruzado una línea roja. Habíamos alcanzado un acuerdo y había luz verde para presentarlo (el plan económico) al Gabinete, por eso me sorprendió tanto el anuncio de Azul y Blanco", dijo hoy el ministro de Finanzas, Israel Katz, en una entrevista con la radio del Ejército.

En respuesta, desde Azul y Blanco, liderado por el ministro de Defensa, Beny Gantz, dijeron que el plan, que "costará miles de millones y tendrá un importante impacto en el largo plazo", no había sido aún discutido en profundidad y que el intento de presentarlo al Gabinete de un día para el otro no es más que una maniobra política.

La cancelación de la reunión de hoy se da en el marco de una creciente tensión entre ambas formaciones, consecuencia principalmente de una disputa en torno a la aprobación del presupuesto, que según analistas no es más que una maniobra de Netanyahu para evitar ceder la jefatura de Gobierno a Gantz en otoño de 2021, tal como está previsto en el acuerdo de coalición. EFE.