Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Ardern lanza una campaña electoral en Nueva Zelanda centrada en la lucha contra la COVID-19

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, lanzó este sábado la campaña electoral del Partido Laborista, con especial énfasis en la lucha contra los efectos económicos de la pandemia, de cara a las elecciones del próximo 19 de septiembre, en las que parte como favorita.

En un mitin multitudinario del partido en la ciudad de Auckland, la mandataria anunció un paquete de 300 millones de dólares neozelandeses (168 millones de EUR o 198 millones de USD) que estará dedicado a proteger a los trabajadores y empresas más afectados por las repercusiones económicas de la COVID-19.

"Quienes carecen de títulos educativos oficiales, los mayores de 50 años, las personas con discapacidades y los trabajadores maoríes y parsifika van a sufrir especialmente por la crisis económica. El plan está diseñado para ayudar a encontrar trabajo a quienes se vean más golpeados por una crisis económica", señaló Ardern en el mitin, en declaraciones recogidas por el diario New Zealand Herald.

Durante su discurso, la primera ministra hizo un balance de su primer mandato y dedicó unos momentos al atentado terrorista contra dos mezquitas perpetrado por un supremacista blanco en la localidad de Christchurch en marzo de 2019 y en el que 51 personas fueron abatidas a tiros.

"Se han dicho muchas cosas sobre aquella tarde, el terror que cayó sobre nuestra comunidad musulmana y lo que representaba para nosotros como nación. Aquello quedará grabado para siempre en nuestra memoria colectiva, como lo hará nuestra repuesta", recordó.

Los sondeos indican que Ardern, de 39 años, conserva una enorme popularidad, que se ha visto reforzada durante su primer mandato después de varias crisis como aquel atentado, la erupción del volcán de White Island o la pandemia, aunque su gobierno también ha recibido críticas al no lograr atajar problemas como la desigualdad entre la población o controlar los precios de la vivienda.

La primera ministra, que asumió el cargo en octubre de 2017 y gobierna en coalición con los partidos New Zealand First y el Partido Verde, ha liderado una de las gestiones más exitosas frente a la COVID-19, con cierre de fronteras y estrictas medidas de contención que han conseguido que sólo haya 1.569 casos detectados y 22 fallecimientos en el país de 5 millones de habitantes.

Frente a Ardern se presenta Judith Collins, líder desde el pasado 15 de julio del Partido Nacional, aunque conforme a las encuestas publicadas por la prensa local, los laboristas de Ardern parten con una considerable ventaja de cara a las elecciones, en las que por segunda vez en la historia del país se enfrentan dos mujeres, tras los comicios de 1999. EFE.