Quantcast
ÚNETE

Netanyahu, dispuesto a negociar con los palestinos el plan de Trump

Hebrón (-), 06/07 / 2007.- Un joven palestino es detenido por soldados israelíes durante enfrentamientos con manifestantes palestinos en la ciudad cisjordana de Hebrón, el 06 de julio de 2020. Los palestinos protestan contra un movimiento israelí previsto para anexar partes del Cisjordania y el valle del Jordán ocupados por Israel desde la guerra de Oriente Medio de 1967. El movimiento de anexión está respaldado por el Plan de paz israelí-palestino del presidente estadounidense Donald Trump, presentado en enero de 2020, pero ampliamente rechazado en la región. (Protestas, Jordania) EFE / EPA / ABED AL HASHLAMOUN Hebrón (-), 06/07 / 2007.- Un joven palestino es detenido por soldados israelíes durante enfrentamientos con manifestantes palestinos en la ciudad cisjordana de Hebrón, el 06 de julio de 2020. Los palestinos protestan contra un movimiento israelí previsto para anexar partes del Cisjordania y el valle del Jordán ocupados por Israel desde la guerra de Oriente Medio de 1967. El movimiento de anexión está respaldado por el Plan de paz israelí-palestino del presidente estadounidense Donald Trump, presentado en enero de 2020, pero ampliamente rechazado en la región. (Protestas, Jordania) EFE / EPA / ABED AL HASHLAMOUN

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, comunicó a su homólogo británico, Boris Johnson que está dispuesto a negociar con los palestinos sobre la base del plan de paz presentado por Washington, que considera "creativo y realista".

Así se lo hizo saber en una conversación telefónica, después de que Johnson pidiera a Israel parar la anexión de partes de Cisjordania ocupada -incluida en ese plan-, informó hoy en un comunicado la oficina de prensa del Gobierno israelí.

Netanyahu cree que la llamada visión de "Paz para la Prosperidad", promovida por el presidente estadounidense Donald Trump, es una "propuesta que no repite los fracasos de las fórmulas del pasado".

El plan, presentado en enero, fue rechazado frontalmente por el liderazgo palestino al permitir la anexión de en torno a un 30 % de territorio de Cisjordania y plantear un Estado palestino fragmentado, con soberanía limitada y una capital en los suburbios de Jerusalén.

El Gobierno de coalición israelí tenía previsto empezar a avanzar con la anexión el pasado 1 de julio, pero desacuerdos con EE.UU., con quien diseña el mapa a anexionar, congelaron la tramitación aunque sin que hasta el momento se haya cancelado oficialmente.

La ONU, la Liga Árabe, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, así como múltiples ministros de Asuntos Exteriores y jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos Johnson, advirtieron que esta medida viola el Derecho internacional.

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha dicho reiteradamente que Washington dejó de ser mediador cuando Trump reconoció Jerusalén como la capital israelí y que unas negociaciones solo pueden desarrollarse bajo los auspicios de la comunidad internacional. EFE.