Quantcast
ÚNETE

Singapur encara la crisis post Covid con la vista puesta en Hong Kong

  • Escrito por Noel Caballero
  • Publicado en Internacional
Singapur (Singapur), 05/07 / 2020.- Una mujer con una máscara facial pasa frente a un camión de campaña transmitiendo consignas del partido conservador gobernante People's Action Party antes de las elecciones generales en Singapur, el 05 de julio de 2020. Los singapurenses deben ir a las encuestas en medio de la pandemia en curso de la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2 para votar en las 18 elecciones legislativas de la ciudad-estado y elegir a los ocupantes de los 93 escaños en el Parlamento en juego. (Elecciones, Singapur, Singapur) EFE / EPA / WALLACE WOON Singapur (Singapur), 05/07 / 2020.- Una mujer con una máscara facial pasa frente a un camión de campaña transmitiendo consignas del partido conservador gobernante People's Action Party antes de las elecciones generales en Singapur, el 05 de julio de 2020. Los singapurenses deben ir a las encuestas en medio de la pandemia en curso de la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2 para votar en las 18 elecciones legislativas de la ciudad-estado y elegir a los ocupantes de los 93 escaños en el Parlamento en juego. (Elecciones, Singapur, Singapur) EFE / EPA / WALLACE WOON

Singapur celebra unas elecciones anticipadas este viernes abocada a su primera recesión en dos décadas por la pandemia, mientras busca aprovechar la inestabilidad en Hong Kong para convertirse en la capital financiera de Asia.

El primer ministro, Lee Hsien Loong, anunció el pasado 23 de junio la convocatoria de elecciones anticipadas, previstas para 2021, con el objetivo de dar una mayor estabilidad política de cara a trabajar en la recuperación económica tras el impacto de la COVID-19.

Según los últimos datos oficiales, la economía de la ciudad del león sufrirá este año una contracción de entre 4 y 7 por ciento de su Producto Interior Bruto, su primera recesión desde la crisis financiera de 1998.

La estabilidad política de la ciudad-Estado, donde el Partido de Acción Popular, que lleva en el poder desde la independencia en 1965, vuelve a partir como favorito en estos comicios, es uno de los atractivos de esta pequeña nación de 5,7 millones de habitantes y que alberga a más de 1.500 instituciones financieras y aseguradoras.

El crecimiento económico singapurense ha sido imparable en las últimas décadas y le ha permitido transformarse en una lujosa y moderna metrópoli multicultural donde en sus rascacielos proliferan oficinas de bancos y sucursales de entidades financieras procedentes de todo el mundo.

MANTENER LA CONFIANZA Y LA REPUTACIÓN DE LOS INVERSORES

Durante un discurso el domingo, el primer ministro Lee Hsien Loong, quien revalidará casi con toda seguridad su cargo en las urnas, destacó como asunto de vital importancia que Singapur mantenga su "buena reputación" y "confianza" entre los inversores globales para afrontar la crisis económica derivada de la pandemia.

"Con un país tan abierto y dependiente del comercio, es normal que sea de los primeros en entrar en recesión, pero a la vez será de los primero en salir. Sin duda se recuperarán", asegura a Efe Jeffrey Halley, analista económico de la consultora OANDA.

Sin embargo, Liuqing Yu, de The Economist Intelligence Unit, cree que Singapur afrontará retos a medio y largo plazo, como una posible "ola de desempleo" cuando acaben los subsidios gubernamentales, "un desplome del comercio" o su "rol como sede regional" si se extiende la práctica de teletrabajo.

La crisis económica global y la recesión en Singapur "no debería afectar a la ambiciones (de la ciudad-Estado) de desarrollar aún más su sistema financiero", apunta a Efe Antonio Fatás, profesor de Economía en la escuela de negocios INSEAD.

En estos momentos de incertidumbre, Singapur busca aprovecharse de la inestabilidad imperante en Hong Kong, su principal rival financiero, que lleva un año sumergido en protestas callejeras y que estrena una draconiana Ley de Seguridad impuesta por Pekín.

"Los centros financieros no desaparecen de la noche a la mañana. Hong Kong permanecerá siendo atractiva por su conexión con China continental. Pero por otro lado se puede ver que algunas instituciones centradas en la región, no solo centradas en China, han decidido ubicarse en Singapur", remarca el profesor Fatás.

SINGAPUR, UN IMÁN PARA LAS FINANCIERAS

Singapur cuenta con muchos ingredientes para atraer a la mayoría de las instituciones financieras globales o regionales como las buenas condiciones fiscales y un entorno regulador favorable.

A ello se suma el sólido sistema legal, la calidad de vida y alta cualificación de los trabajadores en Singapur. A pesar de todos los aspectos favorables, el que las instituciones financieras se decanten por Singapur en detrimento de Hong Kong podría depender de la "interpretación y ejecución" de la reciente Ley de Seguridad impuesta a la antigua colonia británica desde Pekín.

"Si se demuestra que socava de manera irremediable el sistema legal de Hong Kong, piedra angular de su éxito, las compañías internacionales pueden optar por ubicarse en otro lugar", apunta el analista de la consultora OANDA, aunque rechaza que sea el fin de Hong Kong como centro financiero.

Liuqing Yu, por su parte, considera que Hong Kong conserva una mayor valoración del mercado, gracias "a su incomparable acceso a China continental" frente al de Singapur.

"En general, Singapur es el 'siguiente mejor' centro financiero tras Hong Kong. Puede ofrecer todas las comodidades que tiene Hong Kong, pero es más pequeño y menos activo", apunta Liuquing.

La inestabilidad política de Hong Kong deja a las compañías ante un escenario "sin ganadores", incide Halley, ya que "pueden verse presionadas por los gobiernos de sus países de origen" para aminorar operaciones en la ciudad autónoma, mientras que China "buscará penalizar" a aquellos que lo hagan.

Por ello muchos bancos han adoptado una posición pragmática a la espera de observar cómo evoluciona la situación. "En el fondo, el dinero manda, y en eso se basa Hong Kong", sentencia Halley. EFE.