Quantcast
ÚNETE

Sri Lanka levanta el toque de queda aunque pospone la apertura al turismo

Sri Lanka levanta el toque de queda aunque pospone la apertura al turismo / EFE. Sri Lanka levanta el toque de queda aunque pospone la apertura al turismo / EFE.

Sri Lanka comenzó este lunes el regreso a la normalidad tras el levantamiento total del toque de queda impuesto hace más de tres meses para mitigar la propagación de la COVID-19 tras una aparente disminución del riesgo de contagio.

La nación insular, que dependen en gran medida de la actividad de su sector de servicios y hotelero, ha decidido sin embargo posponer por dos semanas más la reapertura al turismo y a los vuelos internacionales, prevista inicialmente para el 1 de agosto.

La decisión del Gobierno de Sri Lanka fue tomada tras asegurar que no se ha detectado en la isla la propagación comunitaria del virus. Según fuentes policiales consultadas por Efe, los principales casos de contagios actualmente provienen de dos grupos: la Armada de Sri Lanka y los ciudadanos repatriados de países extranjeros.

Sri Lanka ha registrado hasta ahora 2.000 casos positivos por coronavirus, de los cuales 11 han muerto. Los datos de la Oficina de Promoción de la Salud del país indican además que solo hay 360 pacientes con el virus activo.

Con esto, el país regresa a la normalidad un mes antes de que se celebren las elecciones generales parlamentarias, el próximo 5 de agosto, unos comicios previstos para el 25 de abril y que habían sido retrasados por el inicio de la pandemia. La demora había creado incertidumbre sobre el poder legislativo del país.

Las medidas de excepción fueron impuestas en Sri Lanka el pasado 20 de marzo. Si bien las autoridades habían ido relajando estas normas, el fin del toque de queda deja sin efecto a partir de hoy la última restricción que impedía las salidas entre la medianoche y las 4 de la madrugada.

"A pesar de que el toque de queda se levanta por completo, las personas no podrán reunirse en grupos grandes como lo hacían antes de la COVID-19. Ahora deberán seguir las pautas del Ministerio de Salud", dijo a Efe la División de Medios de la Policía.

De ahora en adelante quienes no usen máscaras de protección en lugares públicos, o la use incorrectamente, serán obligados a cumplir una cuarentena de 14 días en sus viviendas.

"También colocaremos un aviso en la residencia de esta persona para notificar a los vecinos que está en cuarentena", dijo a Efe el jefe policial de la provincia Occidental, Deshabandu Tennakoon.

EL REGRESO DE LOS TURISTAS

El país, que tiene en la actividad turística su tercera fuente de divisas, ha decidido sin embargo posponer por dos semanas más la reapertura para el turismo. Inicialmente, planeaba abrir sus aeropuertos internacionales a los turistas el 1 de agosto, pero el Gobierno ha decidido priorizar el regreso de sus ciudadanos en el extranjero.

"Queremos reiniciar el turismo lo antes posible. Pero más de 46.000 habitantes de Sri Lanka han hecho solicitudes al Gobierno y están esperando regresar. Primero queremos asegurarnos de que ellos regresen", dijo a Efe el ministro de Turismo, Prasanna Ranatunga.

Una vez que la actividad turística se reinicie, los visitantes tendrán que practicar una prueba PCR 72 horas antes de llegar a la isla, para descartar así una posible infección por coronavirus.

Además se realizará una segunda prueba PCR al turista en el aeropuerto a su llegada, y otro test PCR si desarrolla síntomas similares a los de COVID-19 durante su estancia. A lo que se sumará otra prueba si permanece más de diez días en la isla.

Probablemente "no tendremos turistas extranjeros inmediatamente después de reabrir el aeropuerto (...) Actualmente dependemos de los turistas nacionales", dijo a Efe Roshi Stronach, miembro de la Asociación de Operadores de Viajes Inbound de Sri Lanka (SLAITO). EFE.