Quantcast
ÚNETE

El líder laborista acusa a Johnson de "mala gestión" de la desescalada

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer. EFE/EPA/WILL OLIVER El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer. EFE/EPA/WILL OLIVER

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, advirtió hoy de que el Reino Unido corre el riesgo de sufrir un segundo brote de coronavirus por culpa de la "mala gestión" de la desescalada que está efectuado el primer ministro, el conservador Boris Johnson.

En una entrevista que publica hoy el diario The Guardian, Starmer instó al "premier" a que "tome el control" de la situación y opinó que está adoptando medidas "sin preparación" previa, como por ejemplo respecto a la reapertura de las escuelas o la relajación del confinamiento para los más mayores.

"Mi preocupación es que, después de una semana o más de mala gestión, el Gobierno ha convertido una situación difícil en otra diez veces peor", señaló el jefe de la oposición británica.

Starmer aseguró que la ciudadanía está cada vez "más preocupada" por la actuación del Gobierno durante la desescalada de la medidas de confinamiento, "justo cuando la confianza debería ser máxima", dijo.

El dirigente laborista efectuó esas declaraciones cuando tiene previsto hoy participar en la Cámara de los Comunes en la primera sesión de control a Johnson desde que estalló el escándalo de su principal asesor, Dominic Cummings, quien se saltó las normas de confinamiento.

"Le digo al primer ministro que debe tomar el control y restaurar la confianza de la ciudadanía en la gestión del Gobierno de la epidemia", insistió Starmer en la citada entrevista.

Asimismo, recordó que si se produce un "marcado aumento de la tasa de contagios" o se reintroducen "confinamientos locales", la "responsabilidad recaerá directamente sobre el 10 de Downing Street (sede del Gobierno)".

"Todos sabemos que la ciudadanía ha efectuado enormes sacrificios. La mala gestión en las últimas semanas es responsabilidad del Gobierno", concluyó Stamer. El Gobierno autorizó esta semana el retorno a las aulas de algunos escolares -los de entre 4 y 7 años y los de 10 años-. EFE.