Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Líder de los liberales europeos apuesta por un Estado federal en España

El líder del grupo Liberal en el Parlamento Europeo (PE), Guy Verhofstadt. EFE/Archivo El líder del grupo Liberal en el Parlamento Europeo (PE), Guy Verhofstadt. EFE/Archivo

El líder del grupo Liberal en el Parlamento Europeo (PE), Guy Verhofstadt, consideró hoy que el único camino para solucionar la actual crisis en Cataluña es la creación de un Estado federal, y señaló que Europa puede ayudar a ambas partes a dialogar.

"El federalismo es evidentemente la solución que permite gestionar entidades complejas. Puedes perfectamente ser tú mismo en el interior de un espacio federal. No hay contradicción entre ser catalán y español", indicó en una entrevista concedida al diario francés "Libération".

Verhofstadt, en cuyo grupo político europeo se inscriben tanto Ciudadanos como el independentista PDeCat, subrayó que "pensar que puedes ser soberano y defender tu modo de vida haciéndote más pequeño y aislándote es una broma".

El líder de los liberales en el PE apuntó que aunque el conflicto es "esencialmente una cuestión de política interior española", "los europeos podemos ayudar a los dos campos a emprender el diálogo".

Una ayuda, dijo, que "en realidad se hace con discreción. Instamos a las diferentes partes a entablar un diálogo, pero no de manera formal u oficial, porque es una cuestión interior".

"Madrid tiene que dejar de hacer oídos sordos, como lo ha hecho desde hace diez años, esperando que el problema desaparezca por sí solo. Y Barcelona no debe proclamar su independencia basándose en un referéndum inconstitucional", añadió.

La entrevista se publica un día después de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, afirmara que asume el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", pero seguidamente propusiera "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

Verhofstadt advirtió de que la independencia implicaría la salida de Cataluña de la Unión Europea, y alertó del impacto negativo sobre los mercados de ese paso.

"Si una región deja un Estado miembro, sale automáticamente de las organizaciones a las que pertenece, es lógico. Por eso las empresas han empezado a huir de Cataluña.

Esto creará incertidumbre sobre los mercados y todo el mundo sufrirá, los catalanes, los españoles y los europeos. Espero que la razón se imponga", concluyó.