Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Macron confía en una moratoria del G20 para la deuda de los países pobres


El presidente francés, Emmanuel Macron. /EFE/EPA/LUDOVIC MARIN El presidente francés, Emmanuel Macron. /EFE/EPA/LUDOVIC MARIN

El presidente francés, Emmanuel Macron, espera que el G20 formalice este miércoles una moratoria sobre el servicio de la deuda de los países pobres, en su mayor parte africanos, y a más largo plazo querría una anulación masiva.

Esa moratoria que deberían aceptar los países del Club de París, pero también China, Rusia, las monarquías del Golfo Pérsico, pero también las instituciones financieras multilaterales, será un gesto para que "durante la crisis dejamos que las economías africanas respiren y no tengan que pagar los intereses de la deuda", señaló Macron en una entrevista a la emisora "RFI".

De acuerdo con el compromiso alcanzado en el G7 en respuesta a la situación de urgencia generada por la crisis del coronavirus, que ahora debe ser confirmado en el G20, esa moratoria durante un año del servicio de la deuda representaría 20.000 millones de dólares de los que se beneficiarían 76 países, de los cuales 40 en África.

Está por ver si los acreedores multilaterales se podrían sumar a la iniciativa, lo que significaría 12.000 millones de dólares suplementarios.

Para el presidente francés, eso debería ser una primera fase, porque a más largo plazo él es "favorable a una iniciativa de anulación de deuda masiva".

A ese respecto, recordó que cada año un tercio de las exportaciones africanas sirven para pagar la deuda, y el problema se ha agravado en los últimos años, ya que en 2012 las deudas suponían el 30 % de su producto interior bruto (PIB) y actualmente ese porcentaje ha subido al 95 %.

El volumen de esa deuda representa unos 365.000 millones de dólares y en torno al 40 % está en manos de China.

El presidente francés mostró su intención de tratar de convencer a Pekín, bien en el marco del G20, bien en un marco bilateral, de implicarse en "esta lógica de esfuerzos para ayudar al continente africano a atravesar esta crisis".

La idea francesa es que, más allá de la moratoria, de aquí a finales de año y en función de la situación de cada país se haga una evaluación para acordar la anulación cuando el nivel de deuda no sea sostenible.

Macron advirtió de que el coronavirus está afectando a todo el mundo y por tanto no cree que por "un milagro" África quedaría a salvo de la pandemia cuando precisamente tiene "una vulnerabilidad sanitaria". EFE.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider