ÚNETE

Von der Leyen avisa sobre la adopción de medidas de emergencia contrarias a los valores de la Unión Europea

El primer ministro húngaro, Viktor Orban (i) en un momento de la sesión plenaria celebrada el lunes en el parlamento húngaro. EFE/EPA/Zoltan Mathe El primer ministro húngaro, Viktor Orban (i) en un momento de la sesión plenaria celebrada el lunes en el parlamento húngaro. EFE/EPA/Zoltan Mathe

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, señaló este martes que las medidas de emergencia de países europeos por el brote de coronavirus no pueden imponerse "a costa de los valores" de la UE, aunque sin referirse concretamente a la norma que permite al Ejecutivo húngaro gobernar por decreto indefinidamente.

En un comunicado publicado menos de 24 horas después de que el Parlamento húngaro aprobara una enmienda que da al Gobierno de Viktor Orbán poderes extraordinarios, Von der Leyen no hizo ninguna referencia a estas medidas y se refirió de forma general a "varios gobiernos europeos" que han tomado "medidas de emergencia" para abordar la crisis del coronavirus.

"Vivimos en tiempos extraordinarios y los gobiernos, en principio, necesitan tener las herramientas necesarias para actuar rápidamente y de forma efectiva para proteger la salud pública. Es de la máxima importancia que estas medidas de emergencia no sean a costa de nuestros principios fundamentales y valores de nuestros tratados", señaló.

Von der Leyen subrayó que cualquier medida "debe limitarse a lo que es necesario y ser estrictamente proporcional" y "no pueden ser indefinidas". "Los gobiernos deben asegurar que estas medidas están sujetas a un escrutinio regular", añadió. Una vez entren en vigor los cambios aprobados el lunes, el Ejecutivo de Orbán podrá emitir decretos y decidir cuándo ha pasado la situación de emergencia bajo la que se ha justificado el cambio legal.

El Gobierno húngaro podrá, por ejemplo, suspender leyes y bloquear la divulgación de informaciones "que puedan obstaculizar o imposibilitar la defensa" (frente a la epidemia) y aplicar penas de hasta cinco años de cárcel para los infractores.

Esta medida ha sido especialmente criticada por la oposición, ya que consideran que podría servir como un instrumento de censura y para silenciar las críticas, una preocupación que comparten organizaciones en defensa de los derechos humanos. Von der Leyen afirmó que la Comisión estudiará la aplicación de las medidas de emergencia en todos los Estados "con espíritu de cooperación" y pidió "trabajar juntos" frente a la crisis.

El comisario europeo de Justicia, el belga Didier Reynders, dijo este lunes que la Comisión Europea está evaluando las implicaciones en materia de derechos humanos de la nueva legislación húngara, y un portavoz comunitario especificó este martes que se revisarán, entre otras, las medidas que criminalizan la difusión de noticias falsas.

No respetar los valores fundamentales de la UE podría acarrear para Hungría la activación del artículo 7 para, en última instancia, retirarle el derecho a voto en el Consejo, un frente que Bruselas ya abrió con Budapest en 2018 y no ha logrado de momento ningún cambio en las políticas o la actitud del Gobierno húngaro. EFE.