ÚNETE

La población de Kabul obvia el primer día de confinamiento por el coronavirus

  • Escrito por Baber Khan Sahel
  • Publicado en Internacional
EFE/EPA/HEDAYATULLAH AMID EFE/EPA/HEDAYATULLAH AMID

Pese al confinamiento decretado en la capital afgana a partir de hoy y durante 3 semanas, gran parte de los habitantes de Kabul obviaron las restricciones y continuaron realizando sus tareas diarias y abrieron sus negocios, pese a que Afganistán, tras décadas de guerra, es un país muy vulnerable a la pandemia de coronavirus.

Los organismos públicos, salvo los servicios esenciales, permanecieron cerrados, aunque el ambiente en la capital de Afganistán fue de día festivo, con el transporte y numerosos negocios en funcionamiento, aunque sólo estaba permitido el funcionamiento de los servicios de seguridad, sanitarios y los mercados de alimentos.

Sin embargo, la portavoz adjunta del Ministerio del Interior, Marwa Amini, aseguró a Efe que "la presencia de personas (en las calles) ha sido inferior a los días normales".

LA POLICÍA SERÁ MÁS ESTRICTA

"Pedimos a todos los ciudadanos que sigan cooperando y colaboren totalmente con la policía y otros órganos respetando el confinamiento y que no salgan de sus casas en estos días por motivos innecesarios, para que podamos trabajar correctamente para prevenir la propagación de este virus mortal", agregó.

Amini advirtió de que la policía será estricta en los próximos días a la hora de hacer cumplir las restricciones de movimiento, pese a que el ministro afgano del Interior, Masoud Andarabi, ordenó a los agentes que fueran "amables bajo cualquier circunstancia" con los ciudadanos y "les aconsejen con buenas maneras" que respeten la cuarentena.

"Si los ciudadanos continúan violando el confinamiento, actuarán contra la ley, entonces el ministerio del Interior los tratará como criminales. Espero que nuestros ciudadanos respeten las instrucciones y nos ayuden", insistió Amini.

ALGUNOS NO PUEDEN PERMITIRSE LA CUARENTENA

Sin embargo, la mayoría de los que este sábado salieron a trabajar, muchos de ellos en condiciones precarias y dependientes de sus ingresos diarios, se quejan de que no pueden quedarse en casa porque no obtendrían dinero para vivir.

"No sé cuánto tiempo durará esta cuarentena, tengo a mi familia e hijos que necesitan un pedazo de pan y para eso tengo que trabajar", dijo a Efe Jan Agha, un vendedor de flores y plantas en la zona de Parwan-e-se de Kabul.

"Invertí todo mi dinero y compré árboles jóvenes y flores para venderlos; si permanezco en cuarentena durante dos o tres semanas, todos se secarán y se desperdiciarán", señaló Agha.

"Alquilé este coche y lo trabajo como taxista y, diariamente gano entre 300 y 400 afganis (3,5 y 4,6 euros) y todos los días compro comida para mis hijos, incluso si me quedo un día en casa, entonces dormiremos con hambre", se quejó el taxista de unos 40 años Zadran Dostukhail.

A pesar de los problemas económicos insalvables que para algunos supone el confinamiento, y aunque la mayoría de los, hasta ahora 112 infectados y 3 fallecidos por Covid-19 se han producido en la provincia occidental de Herat, fronteriza con Irán, el Gobierno considera la capital, con 5 millones de habitantes, el lugar más vulnerables a la pandemia, por lo que este viernes decretó el confinamiento de la misma durante tres semanas.

"Pido a los ciudadanos que se sientan responsables de sí mismos, de sus familias y de la sociedad y que respeten las instrucciones del Ministerio de Salud y se queden en casa para salvar su vida, la de sus familias y sus conciudadanos", dijo a Efe Wahidullah Mayar, portavoz del Ministerio de Salud Pública.

"Permanecer en casa es la única forma y la manera más efectiva de prevenir la propagación del coronavirus entre la sociedad", insistió Mayar.

"Estamos en una fase sensible y peligrosa, cuanto más apliquemos las restricciones, más evitaremos la propagación del virus mortal en nuestro país", aseguró por su parte el director general de Hospitales de Kabul, Nizamuddin Jalil.

Pese a que la mayoría de infectados han sido detectados en la provincia occidental de Herat, fronteriza con Irán, el Gobierno considera Kabul como uno de los lugares más vulnerables a la pandemia de Afganistán, por lo que este viernes decretó el confinamiento de la ciudad durante tres semanas. EFE.