ÚNETE

Boris Johnson “se pone las pilas” con el Covid-19

Ha tardado en reaccionar, pero finalmente parece que el primer ministro británico comienza a tomar medidas contundentes.

Hoy ha urgido a los británicos a que guarden cuarentena. De momento han sido ya 335 las personas fallecidas en Reino Unido y hay más 6650 casos confirmados por infección.

Lo ha hecho después de que muchísima gente estuviera en los parques de Inglaterra ante la llegada del sol y el buen tiempo. Así ha establecido que los parques seguirán abiertos para poder hacer ejercicio, pero limitándolo a poderlo hacer sólo o como mucho, en compañía de una persona. Deberá mantenerse la “distancia social” y la policía podrá imponer sanciones y detenciones ante los posibles incumplimientos.

Se permite salir para hacer compras de productos básicos, y para acudir a trabajar, en caso de que no pueda hacerse desde casa.

Ha suspendido todas las reuniones, los eventos sociales, como bodas y bautizos, aunque no los funerales.

Ha advertido que las normas están bajo continua revisión y podrán ser endurecidas.

Ha avisado, también, de que los números comienzan a aumentar y de que se espera cifras preocupantes. Por eso le ha pedido a sus ciudadanos que se queden en casa.