LA ZURDA

El SPD alemán gana con claridad en Hamburgo y la ultraderecha puede quedar fuera

Hamburgo (Alemania), 23/02 / 2020.- El primer alcalde de Hamburgo y principal candidato del Partido Socialdemócrata SPD, Peter Tschentscher (C) y su esposa Eva-Maria (R) animan la noche de las elecciones regionales en el estado federal alemán de Hamburgo en Hamburgo, Alemania, el 23 de febrero de 2020. Alrededor de 1.3 millones de ciudadanos fueron elegibles para votar en Hamburgo por su parlamento regional, el Hamburgische Buergerschaft. (Elecciones, Alemania, Hamburgo) EFE / EPA / FOCKE STRANGMANN Hamburgo (Alemania), 23/02 / 2020.- El primer alcalde de Hamburgo y principal candidato del Partido Socialdemócrata SPD, Peter Tschentscher (C) y su esposa Eva-Maria (R) animan la noche de las elecciones regionales en el estado federal alemán de Hamburgo en Hamburgo, Alemania, el 23 de febrero de 2020. Alrededor de 1.3 millones de ciudadanos fueron elegibles para votar en Hamburgo por su parlamento regional, el Hamburgische Buergerschaft. (Elecciones, Alemania, Hamburgo) EFE / EPA / FOCKE STRANGMANN

El Partido Socialdemócrata (SPD) ganó este domingo con claridad las elecciones regionales en la ciudad-estado de Hamburgo (noroeste alemán) y el ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) podría quedar fuera del Parlamento regional.

La proyección de voto difundida por la cadena de televisión pública ARD al cierre de los colegios indica que, pese a cierto desgaste, el SPD conserva uno de sus grandes feudos, con un 37, 5% de los apoyos (frente al 45,6 % de 2015).

En segunda posición se sitúan Los Verdes, con un 25,5 %, doblando sus votos con respecto a hace cinco años, seguidos por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, que obtuvo un 11,5 % de los respaldos, su peor resultado en la ciudad-estado.

A continuación aparecen La Izquierda (9,0 %), el Partido Liberal (FDP) (5 %) y AfD (4,7 %).

El nivel mínimo para tener representación parlamentaria es el 5 %, con lo que las dos últimas formaciones podrían quedar fuera de la cámara regional.

Según estos datos provisionales, aunque normalmente muy próximos a los finales, el actual alcalde, el socialdemócrata Peter Tschentscher, que accedió al cargo en marzo de 2018, cuando su predecesor, Olaf Scholz, saltó al Ministerio de Finanzas, podría revalidar el cargo y buscar un socio minoritario para forjar una mayoría estable, básicamente y salvo sorpresas, con La Izquierda o con Los Verdes.

Estas elecciones eran la primera cita con las urnas tras una serie de acontecimientos que han hecho tambalearse la política alemana y que, en opinión de los expertos, pueden haber influido en el voto.

La ruptura del cordón sanitario a la ultraderecha en Turingia podía castigar a la CDU y al FDP, los dos partidos que votaron junto a AfD para aupar a un liberal como jefe del Ejecutivo regional, pero que dimitió unos días más tarde por la presión y las críticas.

El atentado xenófobo de Hanau (centro del país) de este miércoles, en el que un racista declarado asesinó a tiros a diez personas, ha podido asimismo perjudicar a AfD, que evitó en todo momento calificar de terrorismo los hechos (menos aún de terrorismo ultraderechista).

Alrededor de 1,3 millones de personas a partir de 16 años estaban llamadas a las urnas entre las 08.00 y las 18.00 hora local de hoy (07.00 y 17.00 GMT), aunque unas 300.000 habían optado previamente por el voto por correo.

La Junta Electoral apuntó a media jornada que la participación estaba siendo más elevada que en la última convocatoria y que se esperaba que la abstención se situase en torno al 40 %. EFE.