Quantcast
ÚNETE

Singapur fuerza a las redes sociales a cooperar con su censura, según Amnistía

Las autoridades de Singapur utilizan una ley contra noticias falsas para forzar a las compañías de redes sociales a cooperar para silenciar informaciones críticas con el gobierno a pocos meses de las elecciones generales, denunció este jueves Amnistía Internacional (AI).

Según la organización, la ley ha sido utilizada "repetidamente" contra opositores políticos desde que entró en vigor en octubre pasado, lo que las autoridades calificaron como una "coincidencia".

El último caso fue la orden dada el lunes a Facebook para que denegara a sus usuarios en Singapur el acceso a la página de States Times Review, un portal crítico con el gobierno gestionado desde Australia.

"El ataque a States Times Review es la prueba definitiva de que esta ley no es más que una herramienta de censura", dijo el director para el Sudeste de Asia de AI, Nicholas Bequelin.

"Las compañías de redes sociales se ven forzadas a obedecer a Singapur en su represión de las críticas on-line y en silenciar a opositores políticos", añadió.

Singapur ya utilizó esta ley en noviembre para obligar a Facebook a corregir una información publicada por el mismo portal en la que se acusaba al gobierno de manipulación electoral y de arrestar a un informante que reveló presuntas irregularidades.

La ley contra noticias falsas prevé penas de hasta 10 años de prisión contra los infractores y multas de hasta 1 millón de dólares singapurenses (unos 713.000 dólares o 661.000 euros) para las compañías que no supriman estos contenidos.

Opositores, activistas y organizaciones de defensa de los derechos humanos han mostrado su preocupación por esta ley, que otorga al Gobierno la potestad de decidir qué información es catalogada como falsa.

Singapur, uno de los países más prósperos del mundo, ejerce un férreo control sobre los medios de comunicación y se sitúa en el puesto 151 de 180 en el índice de libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras, por debajo de países como Venezuela, Rusia o Afganistán. EFE.