Quantcast
ÚNETE

La legalización de la prostitución para personas con discapacidad en Francia: a debate

El presidente de la república francesa asegura que el derecho a la vida sexual dignifica a las personas. Por eso desde el ejecutivo francés se ha iniciado el estudio para legalizar el trabajo de “asistente sexual” para personas con discapacidad.

Es un asunto que genera controversia, sobre todo porque algunos lo consideran prostitución y entienden que hay que acabar con ella en lugar de regularla para algunos casos como este.

Durante la Conferencia Nacional sobre la Discapacidad, el presidente francés, Emanuel Macron, anunció ayer que “el derecho de la vida sexual otorga dignidad a las personas con discapacidad”. Así lo afirmó, después de que su secretario de Estado de Discapacidad, Sophie Cluzel, anunciara el pasado domingo precisamente que abrirá una consulta sobre la legalización de estas prácticas.

No es algo nuevo ni pionero, puesto que en Alemania, Países Bajos, Bélgica o Suiza ya está legalizado.

En su día, en el año 2012 el Comité de ética (un órgano consultivo) se pronunció al respecto y lo hizo en contra, al considerar que no se debía mercantilizar el cuerpo humano. Sin embargo, desde la Secretaría de Estado de Discapacidad, se entiende que el tiempo transcurrido desde entonces ha podido permitir a la sociedad francesa “madurar”, por lo que ahora sí podría plantearse un debate que tenga en consideración la situación de abstinencia no elegida en la que se encuentran muchos ciudadanos por su discapacidad.

Se trataría de situar en una situación legal a personas que, de facto, vienen realizando ya estos servicios, pues según los datos que se manejan, desde 2014 unas 80 personas han seguido los cursos de formación en la materia y al menos 20 de ellas están ejerciendo esta profesión. Ninguna de ellas ha sido denunciada, pero se trataría de poder garantizar legalmente su labor.