LA ZURDA

Morales aboga en un masivo acto en Argentina por la vuelta del MAS al Gobierno

  • Escrito por Natalia Kidd
  • Publicado en Internacional
BUENOS AIRES (ARGENTINA), 22/01/2020.- El ex presidente de Bolivia Evo Morales habla ante miles de personas en los festejos del dia plurinacional de Bolivia hoy miércoles en el estadio del Club Deportivo Español en la ciudad de Buenos Aires, (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni BUENOS AIRES (ARGENTINA), 22/01/2020.- El ex presidente de Bolivia Evo Morales habla ante miles de personas en los festejos del dia plurinacional de Bolivia hoy miércoles en el estadio del Club Deportivo Español en la ciudad de Buenos Aires, (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

El ex presidente boliviano Evo Morales encabezó este miércoles un multitudinario acto en Buenos Aires para celebrar el Día del Estado Plurinacional de Bolivia, reivindicar su gestión y hacer campaña en favor de su partido ante las elecciones del próximo 3 de mayo.

"Es cuestión de tiempo: vamos a recuperar la democracia y vamos a volver al Gobierno", dijo Morales en la capital argentina, donde pidió refugio político el 12 de diciembre pasado.

El exmandatario encabezó un acto en un estadio de fútbol en Buenos Aires ante una multitud de seguidores para celebrar el Día del Estado Plurinacional, festivo instituido en 2010 por Morales para recordar la fecha de su primera investidura presidencial, el 22 de enero de 2006.

"Es una enorme alegría estar acá para festejar catorce años de nuestra revolución democrática cultural", señaló Morales ante integrantes de la colectividad boliviana y de organizaciones sociales y políticas de izquierda locales.

CAMPAÑA POR EL MAS

Esta jornada logra un especial simbolismo por la cercanía de las elecciones de mayo, para las que Morales, cuyo tercer mandato habría culminado hoy si no hubiera renunciado el pasado 10 de noviembre presionado por las Fuerzas Armadas, no se presentará.

Morales dijo que, antes de las elecciones del 20 de octubre, en las que insiste que ganó pese a las denuncias de fraude, pensaba que su última gestión sería hasta 2025.

"Pero ahora que me provocaron, ahora que me expulsaron y no quieren que vuelva a Bolivia, quiero decirles que voy a seguir haciendo política para derrotar a la derecha boliviana", afirmó Morales, que asegura que en noviembre hubo un golpe de Estado contra él.

En el mitin, el exmandatario llamó a apoyar en las urnas a su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), que en los comicios de mayo llevará como candidato presidencial a Luis Arce, quien fuera ministro de Economía durante gran parte del mandato de Morales.

Según el líder del MAS, las últimas encuestas proyectan que Arce triunfaría con el 79 % de los votos. "Vamos a ganar nuevamente el 3 de mayo para seguir con nuestro proceso de cambio y para seguir demostrando que los movimientos sociales sabemos gobernar", afirmó.

DEFENSA DE SU GESTIÓN

En su discurso, que estuvo precedido de números musicales, una ofrenda a la Pachamama y un minuto de silencio por quienes murieron al "resistir el golpe" contra Morales, el exmandatario defendió sus tres mandatos de gobierno, marcados por la lucha contra el capitalismo, al que calificó como "el peor enemigo de la humanidad".

"Gracias a la lucha del pueblo boliviano dejamos el Estado colonial y ahora tenemos el Estado plurinacional, algo único en el mundo, donde todos tenemos los mismos derechos", remarcó. Morales destacó que sus políticas de nacionalización de los hidrocarburos permitieron incrementar con fuerza la renta petrolera boliviana y el producto interior bruto del país andino.

También ensalzó las medidas de redistribución de los ingresos que, afirmó, permitieron rebajar la tasa del pobreza a menos del 15 % y permitir que unos tres millones de bolivianos pasaran a integrar la clase media.

GOLPE DE LA DERECHA

Morales, que tras renunciar a su cargo y antes de trasladarse a Argentina estuvo un mes exiliado en México, reiteró que hubo un golpe contra él perpetrado por los Estados Unidos y la derecha boliviana. "Es un golpe a nuestro proceso de cambio por el imperio norteamericano, no solamente de la derecha boliviana", insistió.

A su juicio, el golpe se produjo en contra de los movimientos sociales que han "demostrado que sin el capitalismo es posible una nueva Bolivia". "El capitalismo no quiere rivales, no quiere que haya otro proyecto político y económico de liberación. El capitalismo no quiere competencia", aseguró.

Morales denunció que Bolivia, gobernada actualmente por la presidenta interina Jeanine Añez, está sometida a la violencia de la derecha "fascista" y "racista" e impulsada por "las políticas norteamericanas".

"Ahora la gente engañada se da cuenta cómo se vive con la derecha golpista, con una dictadura. No importa. Estamos convencidos que vamos a continuar con nuestra gran lucha democrática", sostuvo. EFE.