Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La ONU pide reformas políticas en Irak mientras se reavivan las protestas

La Misión de Naciones Unidas en Irak (UNAMI) instó hoy a llevar a cabo las reformas políticas urgentes, unos dos meses después de la dimisión del primer ministro Adel Abdelmahdi y en medio de la reanudación en las calles del país de las protestas que dieron comienzo el 1 de octubre.

La enviada especial de la ONU para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert, dijo en un comunicado que "ha llegado el momento de llevar a la práctica" las promesas de reforma para "evitar un mayor descarrilamiento de las protestas", que volvieron a reavivarse el viernes y ya han provocado al menos dos muertos.

"Todos los pasos tomados para responder a las preocupaciones de los ciudadanos quedarán vacíos si no se completan", advirtió la representante, que recordó que los líderes políticos no han conseguido ponerse de acuerdo sobre "el camino a seguir hacia adelante" casi dos meses después de la dimisión del Gobierno.

Asimismo, en la nota pidió a las autoridades que eviten la "represión violenta" de las protestas porque "nada es más dañino que un clima de terror", al mismo tiempo que llamó a los manifestantes a mantenerse pacíficos y evitar la violencia y el vandalismo.

Ayer centenares de personas volvieron a salir a las calles de Bagdad y otras localidades del sur y centro de Irak, y al menos un manifestante falleció en la capital, donde fue cortada la carretera Mohamed Qasem y se registraron enfrentamientos, según una fuente del Ministerio de Interior.

Hoy se están registrando nuevas protestas y también algunos incidentes en Bagdad y las provincias meridionales de Basora, Kerbala, Nayaf, Babilonia y Wasit, entre otras, informó a Efe la fuente que pidió permanecer anónima.

Por su parte, la Comandancia de Operaciones de Bagdad anunció hoy en un comunicado citado por la agencia oficial de noticias INA que un grupo que actuó "fuera de la ley" fue detenido por intentar cortar de nuevo esa carretera en la zona de Salij, en el noreste de la ciudad.

La Comandancia que reúne a todos los cuerpos de seguridad subrayó en la nota que las fuerzas iraquíes la reabrieron al tráfico y detuvieron a esas personas que fueron remitidas a la justicia.

Mientras, el Consejo de Seguridad del Estado dio instrucciones a las fuerzas de seguridad para que detengan a los individuos que corten las carreteras y cierren las sedes gubernamentales, ambas acciones muy frecuentes en el marco de las protestas, sobre todo en el sur de Irak.

El portavoz del comandante de las Fuerzas Armadas, Abdelakarim Jalaf, indicó que los agentes disponen de la "autoridad absoluta" para actuar contra esos individuos y pidió a los manifestantes que se mantengan en las áreas designadas para las protestas, como la plaza Tahrir del centro de Bagdad. EFE.