Quantcast
ÚNETE

Los padres de Otto Warmbier piden intensificar la presión sobre Corea del Norte

Fred y Cindy Warmbier, padres de Otto Warmbier,. EFE/Salvatore Di Nolfi/Archivo Fred y Cindy Warmbier, padres de Otto Warmbier,. EFE/Salvatore Di Nolfi/Archivo

Los padres de Otto Warmbier, un estudiante de EEUU que falleció tras ser devuelto a su país en estado comatoso después de estar detenido en Corea del Norte 17 meses, pidieron este sábado intensificar la presión internacional sobre el régimen de Pionyang para resolver este caso, y el de otros detenidos, secuestrados y desaparecidos en esa nación asiática.

Fred y Cindy Warmbier participaron esta jornada en Tokio en un seminario internacional para llamar la atención sobre el caso de personas que fueron secuestradas por el régimen de Pionyang, están desaparecidas o, como el caso de Otto Warmbier, fueron detenidas en ese país.

El padre del joven, que falleció a los 23 años, recordó que su familia y personas que le han prestado su apoyo están impulsando que el régimen de Pionyang sea considerado como un Estado que patrocina el terrorismo, y la labor se está enfocando ahora en “descubrir y recuperar” los bienes norcoreanos en todo el mundo.

Corea del Norte, agregó, “no puede sobrevivir sin sus empresas criminales”.

CORTAR EL FLUJO DE FONDOS

El padre del joven citó por ejemplo las acciones legales para conseguir el cierre de un hostal que funciona en Berlín y que todos los años envía “millones de euros” a Corea del Norte, algo que, aseguró, está en contra de las leyes europeas y alemanas.

“Estamos trabajando con las autoridades alemanas y berlinesas para cerrar" ese establecimiento, insistió.

Pidió también trabajar en Japón para cortar el flujo de fondos que posiblemente estén enviando a Pionyang organizaciones de apoyo al régimen de Kim Jong-un.

Otto Warmbier fue detenido en Corea Norte en 2016, cuando visitaba ese país durante varios días, y fue sentenciado a 15 años de trabajos forzosos por presuntamente robar un cartel de propaganda del hotel en el que se alojaba.

El joven murió poco después de ser devuelto a Estados Unidos en estado comatoso. El régimen norcoreano niega cualquier responsabilidad en su muerte.

Por su parte, la madre de Otto calificó de “diabólico” a Kim y aseguró que “no piensa nada más que en él mismo”.

“Ha insultado la integridad de nuestros líderes”, insistió Cindy Warmbier.

El presidente de EEUU, Donald Trump, se ha reunido en tres ocasiones con Kim con el fin de buscar la desnuclearización de la península coreana.

RECUERDO A LOS 17 JAPONESES SECUESTRADOS

En el acto de Tokio en el que participaron los Warmbier se recordó el caso de diecisiete japoneses que fueron secuestrados por agentes norcoreanos en los años 70 y 80, aunque se sospecha que pudo haber muchos más.

De esos diecisiete japoneses, cinco fueron devueltos a su país en 2002, el régimen de Pionyang sostiene que ocho ya fallecieron y asegura que los otros cuatro nunca entraron en Corea del Norte.

Al comienzo del acto, el ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga, dijo que desde esas explicaciones iniciales de 2002 Tokio esperando mayor información sobre el tema, lo cual consideró como “muy lamentable” para las familias involucradas y para el resto del país. EFE.