Quantcast
ÚNETE

La inseguridad puede agravar la crisis alimentaria en el oeste de África

Una niña transporta un bidón de agua en Somalilandia, en Somalia. EFE/ Pablo Tosco/Archivo Una niña transporta un bidón de agua en Somalilandia, en Somalia. EFE/ Pablo Tosco/Archivo

Unos 9,4 millones de personas en el Sahel y en el oeste de África necesitan una asistencia alimentaria inmediata y su número corre el riesgo de incrementarse a 14,4 millones el próximo verano, principalmente a causa de la inseguridad en la región.

Estas son las principales conclusiones puestas en línea por la Red de Prevención de Crisis Alimentarias (RPCA) formada por asociaciones internacionales, gobiernos y ONG, que se reúne este lunes en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París.

Esos 9,4 millones de personas suponen el 3,5 % de la población de los 16 países de la región analizados.

Los más afectados son Nigeria (4 millones), Níger (1,5 millones) y Burkina Faso (1,2 millones).

La RPCA advierte de que "esta situación corre el riesgo de agravarse, principalmente en razón de la inseguridad", de forma que en junio-agosto de 2020 podrían ser 14,3 millones de personas (el 5,4 % del total en esos países) los que necesitaran asistencia inmediata, de los cuales 1,2 millones en situación de urgencia.

La inseguridad está detrás de importantes desplazamientos de población, en particular en Burkina Faso (480.000 personas), en el noroeste de Nigeria (310.000) y en Níger (180.000).

En Nigeria hay un total de 1,9 millones de desplazados internos en zonas donde hay así una mayor presión sobre los recursos alimentarios.