Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

La familia de Asia Bibi pide ayuda al Gobierno italiano para salir de Pakistán

Saif-ul-Malook (i), el abogado de Asia Bibi, la mujer absuelta la semana pasada por el Tribunal Supremo de Pakistán de su condena a muerte por blasfemia, ofrece una rueda de prensa en La Haya, Holanda, ayer, 5 de noviembre de 2018. EFE Saif-ul-Malook (i), el abogado de Asia Bibi, la mujer absuelta la semana pasada por el Tribunal Supremo de Pakistán de su condena a muerte por blasfemia, ofrece una rueda de prensa en La Haya, Holanda, ayer, 5 de noviembre de 2018. EFE

El esposo de la cristiana paquistaní Asia Bibi, Ashiq Masih, absuelta el pasado miércoles por el Tribunal Supremo de Pakistán de un delito de blasfemia por el que había sido condenada a muerte, ha pedido ayuda al Gobierno italiano para que su familia pueda salir del país.

En un vídeo enviado a la sede italiana de la organización "Ayuda a la Iglesia que sufre" (ACS), Masih expresó su "preocupación por la vida de toda su familia" y añadió que no tienen ni para comer "porque no pueden salir a comprar". "Estamos extremadamente preocupados porque nuestras vidas están en peligro", declaró el hombre.

La absolución de Asia Bibi desató en Pakistán días de protestas de manifestantes islamistas, que entre otras cosas exigían que se le prohíba salir del país. Asia Bibi sigue en prisión esperando el registro de la sentencia absolutoria y su esposo pidió "a la prensa y a la comunidad internacional que mantenga alta la atención sobre el caso".

En el vídeo, enviado a través de un teléfono móvil, Masih explicó que la atención internacional fue precisamente "lo que la mantuvo viva (a Asia) hasta ahora". La cristiana, madre de cinco hijos, fue denunciada en 2009 por dos mujeres y acusada de blasfemar al profeta de los musulmanes, Mahoma.

Un tribunal la condenó a muerte en 2010 y cuatro años después perdió una apelación en el Tribunal Superior de Lahore (este).

Su marido agradeció en el vídeo el acto organizado por "Ayuda a la Iglesia que sufre" en febrero pasado, cuando el Coliseo se iluminó de rojo para recordar a los cristianos perseguidos y se le invitó a hablar a él y a una de las hijas del matrimonio, Eisham. La familia de Asia Bibi había pedido ya asilo al Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, aduciendo también motivos de seguridad.