LA ZURDA

El PT lanza una campaña de recaudación de fondos para la candidatura de Lula

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Archivo

El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil lanzó hoy una campaña de recaudación de fondos en apoyo a la candidatura para las elecciones de octubre del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril pasado para cumplir una pena de 12 años por corrupción.

La formación de izquierdas ha abierto una plataforma en internet a través de la cual se pueden depositar donaciones desde los diez reales (unos 2,60 dólares) hasta los 1.064 reales (280 dólares). "Llegó la hora de remontar el juego y volver a sonreír. Lula lidera todas las encuestas electorales y con su ayuda va a volver a ser presidente.

Invite a amigos y familia y contribuya con la campaña", anima el PT en la carta de presentación de la iniciativa con vistas a las elecciones del próximo octubre. "Brasil ya fue feliz con Lula, y con su apoyo va a ser feliz de nuevo", añade. Hasta el momento, 34 personas han contribuido para mostrar su apoyo al exmandatario, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y lidera todos los sondeos de intención de voto publicados hasta la fecha, y el valor recaudado es de 3.436 reales (unos 900 dólares).

"El PT ya hizo campañas de recaudación exitosas para las caravanas del expresidente Lula y para la vigilia en Curitiba y ahora invita a todos a contribuir para la vuelta del mejor presidente de la historia de Brasil", indicó el partido progresista.

Lula permanece recluido desde el pasado 7 de abril en una celda en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, en el sur del país, donde cumple una condena de 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

A pesar de la condena y de los otros seis procesos penales a los que el exgobernante responde ante la Justicia, la mayoría por sospechas de corrupción, el PT ha reafirmado en repetidas ocasiones que Lula es su candidato y que no hay ningún "plan B" previsto para las elecciones.

Sin embargo, la candidatura del máximo líder del PT está en el aire ya que las leyes electorales brasileñas prohíben a condenados en segunda instancia, como es su caso, presentarse a cualquier cargo público. La Justicia Electoral no actúa de oficio y solamente se pronunciaría sobre la situación de Lula, si finalmente su nombre es formalizado, a partir del 15 de agosto, que es cuando vence el plazo para la inscripción de las candidaturas.

En paralelo, la defensa del expresidente continúa su batalla en la Justicia en busca de su liberación y para ello volvió a presentar en la víspera un recurso en la Corte Suprema para intentar que el carismático líder responda al proceso en libertad hasta agotar todas las apelaciones. Ninguno de los múltiples recursos intentados por los abogados desde que Lula fue encarcelado ha tenido éxito.