Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Julián Vadillo Muñoz

Profesor e historiador. Doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ha desarrollado su labor docente en distintos centros de enseñanzas medias y universitarias así como en distintos grupos de investigación. Actualmente profesor de secundaria y de la Universidad Carlos III de Madrid.

Especializado en Historia Contemporánea de España y Europa ha centrado su labor de investigación en la historia del movimiento obrero, del socialismo y del anarquismo. Fruto de estas investigaciones ha publicado varios libros entre los que destacaría: Mauro Bajatierra. Anarquista y periodista de acción (LaMalatesta editorial, Madrid, 2011), Abriendo brecha. La lucha de las mujeres por su emancipación. El ejemplo de Soledad Gustavo (Volapük ediciones, Guadalajara, 2013), El movimiento obrero en Alcalá de Henares (Silente académica, Guadalajara, 2013), Por el pan, la tierra y la libertad. El anarquismo en la Revolución rusa (Volapük ediciones, Guadalajara, 2017), Socialismo en el siglo XIX. Del pensamiento a la organización (Queimada ediciones, Madrid, 2017) o Historia de la CNT. Utopía, pragmatismo y revolución (Los libros de La Catarata, Madrid, 2019). Es autor de numerosos artículos, capítulos de libros y conferencias sobre estas cuestiones tanto a nivel nacional como internacional.

Juan Gómez Casas o el anarcosindicalismo

Este 2021 está siendo un año de muchas conmemoraciones. Hace unos días se recordaba el 90 aniversario de la Segunda República. También este año es el centenario del desastre de Annual que marcaba el inicio del fin de la Restauración.

Un ejercicio de memoria de nuestra historia reciente

Reseña del libro de Enric Juliana, Aquí no hemos venido a estudiar (Arpa, Barcelona, 2020)

Reconstruir la historia de nuestro pasado traumático reciente es una de las tareas pendientes que en los últimos ha dado como resultado trabajos de investigación de enorme calidad. Desde historiadores consagrados como Fernando Hernández Sánchez, que esta reconstruyendo todos los vericuetos del PCE en la dictadura y el exilio como la de otros autores más noveles, pero no por ello menos importantes, que están trabajando distintos aspectos de aquella época y la Transición (Pablo Alcántara, Héctor González Pérez, Cristián Ferrer y un largo etcétera).

  • Publicado en Cultura

Aquel 28 de marzo de 1939. La muerte de Mauro Bajatierra

El 28 de marzo de 1939 las tropas franquistas tomaron la capital de España tras tres años de asedio y resistencia por parte del pueblo de Madrid. La democracia republicana quedaba liquidada y daba paso a una dictadura que no tuvo piedad con sus enemigos.

En el aniversario de la Comuna de París. Louise Michel

Fueron muchas las figuras que marcaron la historia de la Comuna de París, de la que se cumplen 150 años. Los nombres de Charles Delescluze, André Leo, Leo Frankel, Nathalie Lemel, Elisabeth Dmitriev, Eugene Varlin y un largo etcétera, conforman una nómina de personajes, muchos de los cuales fueron asesinados en el trascurso del acontecimiento.

Los Ateneos Libertarios

Uno de los vehículos de canalización de la cultura libertaria fueron los ateneos, como centros de pensamientos, debates y actividades donde los anarquistas realizaron una labor de trabajo que conformaron una cultura obrera libertaria. Esos ateneos, que poblaron los distintos pueblos y ciudades de España, sirvieron como espacios de sociabilidad, de avance cultural y de instrucción para la clase obrera, pues las escuelas eran parte de estos.

  • Publicado en Cultura

El zapatero Gabriel Buades

Gabriel Buades era un zapatero, nacido en el pueblo de Inca (Mallorca) en 1903. Perteneció a ese grupo de trabajadores, que desde muy temprano adquirió una conciencia obrera, una conciencia de clase y a través de su afiliación e impulso de las sociedades de oficio dinamizó un movimiento obrero combativo. Pero Buades no solo se quedó en lo estrictamente societario. Buades era anarquista. Vio en el ideal libertario la necesaria idea de transformación social que necesitaba la sociedad si quería justicia e igualdad.

La cultura como vehículo del anarquismo

Reseña del libro Antología del teatro anarquista (1882-1931) de Juan Pablo Calero Delso

La cultura fue una herramienta y un arma para las ideas de emancipación social que desde el siglo XIX se desarrollaron. Fue un esquema que se repitió en muchos lugares y España no fue una excepción a ello. Esta afirmación es fácil de comprobar cuando vemos la cantidad de periódicos, folletos, novelitas de bajo coste y más material que se generó por parte del movimiento obrero en aquella época.

  • Publicado en Cultura

El sindicalismo revolucionario

El sindicalismo, entendido como grupo de resistencia al capital y de defensa de los intereses obreros, ha tenido muchas manifestaciones y formas de organización. Una de las más extendidas ha sido el sindicalismo revolucionario, que si bien tiene su epicentro en Francia en el último tercio del siglo XIX, tuvo una importante difusión por muchos países, siendo España uno de los fundamentales. Además, sobre la base de ese sindicalismo revolucionario se producirá el desarrollo del anarcosindicalismo, base del movimiento obrero español y de otros entornos europeos.

Los espacios de la sociabilidad de la mujer en el siglo XIX. A propósito del libro “Señoras fuera de casa” de Raquel Sánchez

Hubo una época (o muchas) en la cual el espacio de la mujer se restringía en el ámbito doméstico. La vida de la mujer eran las cuatro paredes de su casa y su destino en la vida era mantener esa casa y criar los hijos. Algo que era trasversal a todos los estamentos y clases sociales, si bien las mujeres trabajadoras tenían que combinar muchas veces esas tareas con el trabajo (aunque visto de otra manera que el del hombre).

  • Publicado en La Zurda

José Negre, el primer secretario de la CNT

Los días 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre de 1910, se celebró en Barcelona un congreso obrero nacional que dio como resultado la fundación de la Confederación Nacional del Trabajo. A pesar de que Solidaridad Obrera, un sindicato revolucionario nacido en 1907, tenía una implantación en Cataluña, la reclamación de otros sectores del obrerismo en España apuntaba a la necesidad de un sindicato que abarcase todo el país. La Semana Trágica de Barcelona frenó la celebración de un comicio nacional que se celebró con un año de retraso. Aquel congreso, que reunió a sectores del socialismo, del anarquismo y del sindicalismo revolucionario, sirvió para sentar las bases de una organización que bajo los parámetros sindicalistas revolucionarios y la inspiración del anarquismo, conformara una entidad que buscaban desde la desaparición de la FTRE a finales del siglo XIX.

Vida y muerte de Francisco Ferrer i Guàrdia

El 13 de octubre de 1909 era fusilado en los fosos del castillo de Montjuich el pedagogo libertario Francisco Ferrer i Guàrdia. Había sido acusado, juzgado y condenado por haber sido instigador de los sucesos ocurridos en Barcelona entre el 26 de julio y el 2 de agosto de ese mismo, en lo que se conoció como la Semana Trágica de Barcelona. No era la primera vez que Ferrer se enfrentaba a un tribunal acusado de algo que no había cometido. La diferencia con las anteriores ocasiones fue que en octubre de 1909 el objetivo se cumplió: fusilar a Ferrer.

En el aniversario de la ejecución de Sacco y Vanzetti

El 23 de agosto de 1927 dos anarquistas italianos, Nicola Sacco (1891-1927) y Bartolomeo Vanzetti (1888-1927), fueron ejecutados en Boston, Massachusetts, en la silla eléctrica. La acusación era haber perpetrado siete años antes un robo a mano armada con víctimas mortales en una fábrica de calzado en South Braintree y otro en South Brigdwater.

De como el fascismo llegó al poder en Italia. Lectura de “M. El hijo del siglo” de Antonio Scurati

Hay muchas maneras de acercarnos a la historia del fascismo en Italia y muchos y buenos libros que lo hacen. Desde el punto de vista histórico o de las ideas, las obras sobre el mismo son innumerables. Un libro bien armado que siempre me gusta mucho es el de Robert Paxton Anatomía del fascismo. Muy completo y trabajo. Más sencillo, aunque con cuestiones discutibles, es el pequeño texto de Emilio Gentile Quién es fascista, donde a través de preguntas y respuestas se resume la llegada de Mussolini al poder y que similitudes tiene que los movimientos de la ultraderecha actual. La lista sería interminable, pues habría que pararse en Linz, Preston y un largo etcétera.

  • Publicado en Cultura

Pajaritas para Ramón Acín

El 6 de agosto de 1936 el pintor, escultor, maestro y periodista Ramón Acín Aquilué era detenido en Huesca por las tropas sublevadas. Acín, muy importante en la zona por su trayectoria y compromiso anarquista en la CNT, estaba escondido en su casa al ser tomada Huesca por las tropas sublevadas. Fascistas acudieron a su casa en su busca y comenzaron a maltratar a su mujer, Concepción Monrás. Ante tal circunstancia, Ramón Acín salió de su escondite y fue detenido y ejecutado ese mismo día en las tapias del cementerio oscense. Unos días después, su mujer también sería ejecutada. Se ponía fin a la vida de uno de los intelectuales y artistas más importantes del primer tercio del siglo XX. Sin embargo, y como fue habitual en estas circunstancias, el ostracismo de su olvido fue la peor de las derrotas frente al franquismo.

  • Publicado en Cultura

Jaurès o la coherencia socialista

En estos días de fastos en el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial hay una fecha que va a pasar desapercibida. Consecuencia del estallido de la guerra y del enconado debate que el socialismo internacional tenía en su seno, el 31 de julio de 1914 era asesinado en París Jean Jaurès. Teniendo en cuenta la importancia de Jaurès para el socialismo internacional, para el socialismo francés, para el movimiento obrero y para la historiografía, no podía dejar pasar hacer una semblanza biográfica suya.

Un sindicalista llamado Juan Peiró

El 24 de julio de 1942 era fusilado en Paterna Juan Peiró Belis. Sindicalista de la CNT, obrero vidriero, impulsor del cooperativismo y uno de los escritores más vehementes del campo del obrerismo español del primer tercio del siglo XX. ¿Su delito? Haber militando en la CNT, haber defendido la causa de los trabajadores, haber sido Ministro de Industria en el gobierno de Largo Caballero y haberse negado de forma rotunda a colaborar con los sindicatos verticales franquistas.

Fútbol y movimiento obrero. Reseña de un libro para leer en verano

Puede parecer una relación imposible y sin embargo es un binomio que va unido. Incluso en muchas etapas de la historia puede ser difícil desgajar el deporte del movimiento obrero. Aquí nos vamos a centrar más en el fútbol, un deporte amado por millones de personas y denostado por otros tantos. Es evidente, que unir determinados conceptos a veces se antoja complicado, más teniendo en cuenta que el mundo del fútbol no deja de ser un negocio donde se mueve miles y miles de millones: el concepto de la mercantilización del deporte. Sin embargo, lejos del negocio que para algunos se ha convertido, el deporte no deja de ser deporte. Una actividad física de enorme importancia. Es más, en el caso del fútbol, ya solo su concepción de deporte de equipo hace que la cooperación entre los jugadores sea parte esencial de la finalidad de este. Conjuntar a once jugadores (o siete o cinco, si hablamos de las variantes de Futbol 7 o Futbol Sala) es un ejercicio de juego de equipo realmente importante. Pero también de valores, de apoyo mutuo entre los jugadores, de entendimiento humano entre las personas que componen el equipo.

  • Publicado en Deporte

Ernst Toller entre revoluciones

Hay algunos personajes que pasan desapercibidos en la actualidad, a pesar de la importancia y trascendencia que tuvieron en su momento. El paso del tiempo, el desconocimiento y el olvido en muchas ocasiones son el peor enemigo. Sin embargo, siempre hay momentos donde diversos estudios hacen que el personaje salga a la luz, se vuelva a situar en su justa medida y sirva para reivindicarlo o recordarlo. Un ejemplo de ello para España es la figura de Ernst Toller.

La trascendental figura de Giuseppe Fanelli

Si una idea tenemos sobre la figura de Fanelli es que fue el emisario que vino a la España de 1868, en pleno apogeo de la Revolución democrática de ese año, y asentó las bases organizativas de la Asociación Internacional de los Trabajadores en nuestro país. Las páginas que Anselmo Lorenzo nos legó sobre él en El proletariado militante, resumen a la perfección este acontecimiento histórico.

Proceso y represión de la Comuna en París

La Comuna de París de 1871 forma parte de los acontecimientos nodales de la historia del movimiento obrero y revolucionario. Reivindicado por todas las escuelas del socialismo se consideró, hasta la Revolución rusa de 1917 o las conquistas revolucionarias de la España de 1936-1939, como el ejemplo de toma del poder directo por la clase obrera. Incluso en esos acontecimientos posteriores, la Comuna de París era una guía o ejemplo.

La legalización de la CNT en 1977

Mucho se habla de la legalización del PCE en abril de 1977 (aquel sábado santo), por todo lo que había significado la demonización del comunismo en los largos años de la dictadura franquista. Acontecimiento histórico trascendental, sin lugar a duda.

Un Primero del Mayo del exilio libertario

Entre los muchos lugares donde la diáspora española en el largo exilio provocado por la dictadura franquista destaca África del Norte, el núcleo que unía el Marruecos francés, Argelia y Túnez. Fue uno de los lugares donde acabó gran número de militantes libertarios llegados desde 1939 de los puertos levantinos o deportados por la Francia de Vichy a los campos de concentración de la zona.

El Primero de Mayo en Alcalá de Henares

La historia del movimiento obrero complutense hay que rastrearla desde los orígenes de la Primera Internacional. A inicios del siglo XX, se produjo una explosión organizativa, donde los republicanos y los socialistas fueron los protagonistas si bien existían grupos anarquistas en la ciudad que también mediatizaron el debate obrerista. Frente a todos ellos se alzó la voz de un catolicismo social pujante que siempre quiso restar influencia al obrerismo.