HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Las grandes energéticas cierran unas presentaciones de resultados marcadas por la caída de los precios


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Endesa, Naturgy y Redeia cierran la próxima semana las presentaciones de los resultados de las compañías energéticas en 2023 que cotizan en el selectivo IBEX 35, marcadas por los menores precios de la energía respecto a 2022 y que abrieron esta semana Enagás, Iberdrola y Repsol.

Los beneficios reportados por Enagás, Iberdrola y Repsol suman 8.313,5 millones de euros, un 7,27 % menos que los que obtuvieron en 2022.

De ellos tres, sólo la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán ha incrementado su beneficio neto, en concreto un 10,7 % más, al ganar 4.803 millones de euros en 2023, apoyada en sus inversiones, y para 2024 pronostica que, por primera vez en sus 120 años de historia, su resultado neto, que crecerá entre un 5 % y un 7 %, superará los 5.000 millones.

El descenso de los precios del petróleo y el gas en 2023 con respecto a los del año anterior, en el que se dispararon tras la invasión rusa de Ucrania, provocó que el beneficio de Repsol, que fue de 3.168 millones, cayera un 25,5 % respecto a un año antes.

Repsol presentó el jueves también su nuevo plan estratégico 2024-2027, periodo en el que prevé distribuir dividendos por importe de 4.600 millones de euros en efectivo, además de efectuar recompras de acciones por valor de 5.400 millones.

También anunció unas inversiones netas en el periodo de entre 16.000 y 19.000 millones de euros, un 60 % de ellos en la península Ibérica, aunque dependerá de la seguridad del marco regulatorio y fiscal.

Por su parte, Enagás, compañía en la que la ingente mayoría de los ingresos son regulados y dependientes de la retribución que recibe por las redes de transporte de gas, presentó el martes sus resultados de 2023, en que su beneficio descendió un 8,8 % por la reducción de ingresos derivada de la aplicación del marco regulatorio 2021-2026.

Enagás ganó 342,5 millones de euros en 2023, superando el rango alto de su objetivo anual, y, aunque para el ejercicio de 2023 mantiene su dividendo en 1,74 euros brutos por acción, ha anunciado que lo rebajará a un euro, es decir más de un 40 %, en el periodo 2024-2026 para hacer frente a sus inversiones en hidrógeno.

Los resultados de Endesa, que se presentarán el próximo jueves, estarán marcados por el impacto en el cuarto trimestre del año del laudo de la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC), conocido en noviembre pasado y por el que deberá pagar cerca de 530 millones de euros a una empresa productora de gas natural licuado.

Esta cantidad supone la mitad del beneficio neto ordinario (el utilizado para repartir el dividendo) de Endesa en los nueve primeros meses del año, que fue de 1.059 millones, la misma cantidad a la que ascendió su resultado neto consolidado, que fue un 35,9 % inferior al del mismo periodo del año anterior.

Mayores amortizaciones, mayores costes por la subida de tipos de interés, mayor fiscalidad por el gravamen temporal a las energéticas, con un impacto de 208 millones, y la ausencia del extraordinario que supuso en 2022 la venta de su negocio de movilidad eléctrica a su matriz, Enel, provocaron este descenso.

Naturgy, que presenta sus resultados el martes, sólo los publica cada semestre, aunque, coincidiendo con el trimestre, da detalles de la marcha de su negocio y sus previsiones para el cierre del ejercicio.

De enero a septiembre tuvo un beneficio operativo, de 4.313 millones de euros, un 23,15 % más que en el mismo período de 2022, y para 2023, ha elevado su previsión de ebitda de 5.000 a 5.400 millones de euros.

Hasta junio Naturgy, que continúa negociando con Sonatrach la revisión del precio del gas que adquiere a la argelina, había ganado 1.045 millones, un 87,6 % más que en el mismo periodo de 2022, principalmente por el buen desempeño de las actividades liberalizadas internacionales.

Redeia, que, además del operador del sistema eléctrico Red Eléctrica integra al de fibra Reintel y al de satélites Hispasat, presenta resultados el miércoles, tras ganar en los nueve primeros meses del año 535,3 millones, un 2,9 % menos.