HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Policía investiga si el apuñalamiento en un centro comercial de Sídney fue feminicidio


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La Policía del estado australiano de Nueva Gales del Sur investiga este lunes si el ataque con cuchillo perpetrado el sábado pasado en un centro comercial de Sídney, en el que murieron siete personas, incluyendo cinco mujeres y el agresor, fue un feminicidio.

"Es obvio para mí, es obvio para los detectives que parece ser un área de interés que el agresor se haya centrado en las mujeres y evitado a los hombres", dijo hoy la comisionada policial, Karen Webb en una entrevista con la cadena pública australiana, en la que acotó que la mayoría de las personas heridas también son mujeres.

En un comunicado, el primer ministro australiano, Anthony Albanese, indicó hoy que las banderas ondean a media asta en el Parlamento y en otras instituciones en el país en señal de duelo por el trágico incidente.

Los vídeos captados en la escena del crimen con teléfonos celulares muestran que el australiano Joel Cauchi, de 40 años y diagnosticado con esquizofrenia, buscaba atacar deliberadamente a las mujeres y los niños y evitaba a los hombres en ese incidente ocurrido el sábado pasado en el centro comercial Westfield Bondi Junction, en un popular barrio del este de Sídney.

"No sabemos qué operaba en la mente del agresor y por eso es importante ahora que los detectives dediquen tanto tiempo a entrevistar a quienes le conocen, estuvieron a su alrededor y cerca de él. Así que podemos tener una idea de lo que podría haber estado pensando", precisó la jefa policial, al aclarar que los problemas de esquizofrenia del presunto atacante serán abordados por el forense.

Las mujeres que fallecieron en el incidente son Ashlee Good, una mujer de 38 años que, malherida tras ser apuñalada y consciente de que no podía ocuparse de su bebé, se acercó a un extraño y le entregó a la pequeña, que también había sido acuchillada.

También perecieron Dawn Singleton, una mujer de 25 años hija del millonario empresario australiano John Singleton; Jade Young, una mujer de 47 años; Pikri Darchia, una diseñadora de 55 años; así como la ciudadana china Yixuan Cheng.

También pereció Faraz Tahir, un hombre paquistaní que trabajaba como guardia de seguridad.

Asimismo, unas doce personas fueron atendidas en hospitales de Sídney, de las cuales ocho siguen internadas, entre ellas la bebé de Good, quien fue operada de urgencia y cuya situación ha pasado de "crítica" a "estable", de acuerdo a fuentes oficiales.

El atacante murió después de que una inspectora de Policía acudió al lugar en respuesta a una llamada de alerta, donde se enfrentó al agresor, que se giró hacia ella con un cuchillo en la mano, por lo que la agente "disparó un arma de fuego" contra él, sin que pudiera ser reanimado antes de la llegada de los paramédicos.