HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Sánchez pretende ratificar con su nuevo homólogo portugués la alianza ibérica ante la UE


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pretende ratificar este lunes con el nuevo primer ministro de Portugal, Luís Montenegro, la alianza ibérica para defender asuntos de interés común ante la Unión Europea y que se evidenció durante la etapa de Antonio Costa al frente del Ejecutivo luso.

Sánchez recibirá a Montenegro en el Palacio de la Moncloa en la primera reunión entre ambos desde el relevo al frente del Ejecutivo portugués. 

No obstante, ambos mantuvieron una conversación telefónica el pasado 5 de abril en la que concretaron la visita de este lunes, que será la primera de carácter oficial al extranjero del nuevo primer ministro portugués en un gesto que constata la relevancia de la relación bilateral.

Es lo que resaltó el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, al concretarse la visita: "Esto -dijo- demuestra la importancia que el Gobierno portugués, independientemente del color político que tenga, concede a España".

También es habitual que cuando en España es investido un nuevo presidente del Gobierno, Portugal sea el primer destino que visita dentro de la Unión Europea.

La buena relación existente entre las dos administraciones, con Sánchez y Costa (socialistas ambos) al frente de sus respectivos gobiernos, se desea mantener con Montenegro, según fuentes del Gobierno, pese a que pertenezcan a una familia política distinta.

En las elecciones del pasado 10 de marzo, la coalición de centroderecha Alianza Democrática, liderada por la formación que preside Montenegro, el Partido Social Demócrata, venció con un resultado muy ajustado, obteniendo 80 de los 230 escaños del Parlamento.

Al no haber cerrado pactos con otras formaciones, tendrá que gobernar en minoría.

Su Gobierno entró en plenas funciones el pasado viernes después de superar en el Parlamento las dos mociones contra su programa presentados por los comunistas y el Bloco de Esquerda y gracias a la abstención del Partido Socialista.

Sánchez ya felicitó a Montenegro en su conversación del 5 de abril y lo volverá a hacer cara a cara en la reunión en Moncloa en la que abordarán la situación de las relaciones bilaterales, que el Gobierno asegura que son excelentes y la defensa conjunta de intereses comunes en el seno de la Unión Europea.

Esa colaboración ante las instituciones europeas ha dado frutos como la denominada "excepción ibérica", que permitió limitar el precio del gas destinado a la producción de electricidad.

Sánchez y Montenegro se verán en Madrid dos días antes de que coincidan en Bruselas en el Consejo Europeo extraordinario, la primera cumbre a la que acudirá el nuevo primer ministro portugués.

Esa circunstancia llevará a ambos a abordar la agenda prevista en esa cumbre, con asuntos como la competitividad de la UE o la situación en Oriente Próximo.

En ese contexto, analizarán el riesgo de escalada bélica en la región después del ataque de Irán a Israel.

Además, el Gobierno de Montenegro ha exigido la liberación del navío 'MSC Aries', de bandera portuguesa, y de todos los tripulantes después de que fuera capturado por Irán.

Sánchez está manteniendo contactos con otros líderes europeos para intentar impulsar una coordinación entre países para impulsar el reconocimiento de Palestina como Estado, un asunto que le llevó esta semana a Noruega e Irlanda y que en los próximos días hará que viaje a Eslovenia y Bélgica.

Por ello se da por seguro que en el encuentro con Montenegro se trate también esta cuestión.

Al respecto, el primer ministro portugués afirmó este viernes que su Gobierno "ve con buenos ojos" que Palestina sea miembro de pleno derecho de la ONU y defendió, como respalda también Sánchez, la solución de los dos Estados.

Otro asunto que puede tratarse en la reunión en Moncloa es la celebración de la próxima cumbre bilateral entre España y Portugal, que se celebra tradicionalmente cada año de forma alternativa en cada uno de los países.

La próxima corresponde organizarla a Portugal después de que la última celebrada hasta ahora, en marzo del año pasado, se convocara en Lanzarote.

Sánchez y Montenegro tendrán asimismo la oportunidad de comentar los preparativos del Mundial de Fútbol 2030, que organizarán de forma conjunta España, Portugal y Marruecos.