HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La AIE señala un menor aumento de la demanda de crudo, sobre todo en países desarrollados


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La demanda global de crudo sigue perdiendo impulso y en el primer trimestre subió en 1,6 millones de barriles diarios, 120.000 menos de lo previsto inicialmente, debido sobre todo a la tendencia en los países más ricos, indicó este viernes la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Para el conjunto de 2024, el aumento será de 1,2 millones de barriles diarios, cifra que bajará ligeramente a 1,1 millones en 2025, aunque la recuperación de la actividad tras la pandemia se da como "esencialmente terminada", señala la AIE en su informe mensual sobre el mercado del petróleo.

Este freno se debe a la demanda "excepcionalmente débil" de los países de la OCDE, que solo ha subido en 250.000 barriles diarios en el primer trimestre, especialmente en Europa, mientras en Estados Unidos y Canadá hubo suaves incrementos.

La AIE atribuye esa situación a la menor demanda de la industria europea, así como a la mayor eficiencia de los vehículos y el progresivo aumento de la flota de los vehículos eléctricos.

El documento destaca el aumento de los precios, con el Brent superando los 90 dólares por barril a comienzos de abril (su nivel más alto en seis meses) a causa del aumento de los riesgos geopolíticos, entre ellos conflictos en Oriente Medio y los ataques ucranianos con drones contra la infraestructura petrolífera rusa.

Se trata de un incremento interanual de 13 dólares por barril, una tendencia que el informe atribuye también a la decisión que la OPEP y sus aliados (OPEP+) tomaron en marzo para extender sus recortes de producción hasta junio, además de a las previsiones más positivas de los esperado sobre la evolución de la economía global.

Sobre la oferta, y ante la prolongación de los recortes de OPEP+, siguen siendo los productores ajenos a esa organización, sobre todo Estados Unidos, Brasil, Guayana y Canadá, los que encabezan el aumento de producción, que será de 770.000 barriles diarios hasta un total de 102,9 millones.

La producción de los miembros de OPEP+ caerá este año 820.000 barriles diarios, mientras que la de los países no miembros subirá en 1,6 millones diarios.

En conjunto, los países de OPEP+ han retirado del mercado cerca de dos millones de barriles diarios desde finales de 2022.

En el caso de Rusia, aliada con la OPEP y sometida a sanciones de los países occidentales por su invasión de Ucrania, el documento señala que se ha comprometido a recortar su producción en una media de 410.000 barriles diarios durante el segundo trimestre.

Ese recorte coincide con una fase estacional de mantenimiento en las refinerías, algunas de las cuales también han bajado su producción tras los recientes ataques ucranianos.

La AIE calcula que la producción rusa de crudo será de 9,1 millones de barriles diarios en el segundo trimestre de este años, lo que supone 0,3 millones menos que en el primer trimestre y 0,46 millones menos que en 2023.

El informe mensual de la AIE resalta que las existencias globales de crudo y derivados estaban en febrero en su nivel más alto en siete meses, tras aumentar en 43,3 millones de barriles, un fenómeno que se debe sobre todo al almacenamiento en buques.

"El 'crudo en agua' aumentó en la destacable cifra de 67,8 millones de barriles, hasta su mayor nivel en 15 meses", precisa, aunque las existencias en tierra bajaron en 24,6 millones.