HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La gasolina se encarece por quinta semana consecutiva y se paga a casi 1,6 euros el litro


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

El precio de la gasolina ha vuelto a subir en la última semana, un 1,65 %, y se ha pagado de media en torno a 1,598 euros el litro, por lo que encadena su quinta semana consecutiva al alza.

Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge los datos de más de 11.400 estaciones de servicio españolas, entre el 13 y el 19 de febrero el litro de gasóleo, por su parte, costaba de media 1,558 euros, un 2 % más que la semana anterior.

Ambos carburantes han registrado su quinta semana seguida de encarecimiento de sus precios.

En el último mes el litro del diésel ha subido un 4,85 %, mientras que el de la gasolina se ha incrementado casi un 4 %.

Comparados con los precios de hace un año, estos carburantes son un 2,32 % más baratos en el caso de la gasolina y un 3,3 % en el gasóleo.

Con los precios actuales llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta casi 88 euros, cerca de 19 euros menos que desde los máximos registrados en junio de 2022, mientras que para los vehículos que utilizan diésel se paga en torno a 86 euros, también alrededor de unos 19 euros menos.

Cuando se alcanzaron esos máximos, la gasolina llegó a escalar hasta 1,941 euros, mientras que el gasóleo lo hizo hasta 1,9 euros, a pesar del descuento de 20 céntimos que se aplicaba por litro para paliar los efectos de la guerra en Ucrania en los precios de los carburantes.

Por otra parte, los precios actuales de los carburantes aún no han alcanzado el pico registrado en la semana del 3 al 9 de octubre de 2023, cuando dio comienzo la guerra en Gaza. En aquel momento, la gasolina se situaba en torno a 1,719 euros y el gasóleo, a 1,682 euros.

Nuevamente España se mantiene por debajo de la media de los veintisiete de la UE, dado que la gasolina se pagó en la última semana a 1,736 euros el litro y el gasóleo a 1,712 euros.

Por su parte, la media de los precios en Eurozona aumentó, de manera que el litro de gasolina costó unos 1,786 euros, mientras que el del diésel bajó hasta los 1,743 euros.