Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Bolaños inicia hoy con el Partido Popular su ronda de contactos en busca de consensos


El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, inicia hoy con el PP una ronda de contactos parlamentarios en los que buscará consensos para aprobar, no solo, los Presupuestos de 2022, sino también para sacar adelante leyes pendientes en este nuevo curso político, como la de Memoria Democrática o el nuevo proceso de renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Bolaños se reunirá con todos los grupos parlamentarios de mayor a menor a lo largo de esta semana, aunque terminará con los dos grupos que componen el gobierno de coalición (PSOE y Unidas Podemos).

El primer encuentro será a las 13:15 horas con la portavoz del PP, Cuca Gamarra, y sobre la mesa estarán las cuentas públicas para 2022, el bloqueo en la renovación del CGPJ, y previsiblemente el inicio de la mesa de diálogo en Cataluña. Unos temas frente a los que Bolaños se encontrará con la oposición radical del PP.

De cara a los presupuestos, los populares ya han avisado de que no comparten la política fiscal del Gobierno e instan a bajar impuestos, mientras que en el ámbito judicial han llevado al Pleno de esta semana una proposición de Ley para que sean los jueces los que designen a 12 de los 20 vocales del CGPJ y que decaerá, según señalan a EFE fuentes parlamentarias.

Y sobre la mesa catalana, el PP también defenderá una moción que insta al Gobierno a admitir que un referéndum de autodeterminación en Cataluña es "inviable", "ahora y en el futuro" al tiempo que piden evitar el "desmantelamiento de las instituciones y del sector público estatal del Estado en Cataluña", y quieren extenderlo.

Con este marco, el ministro de la Presidencia intentará recabar apoyos en otros partidos políticos, sobretodo en los socios de investidura, ya que Vox ha avisado de que no negociarán nada con un Gobierno que pacta con ERC y con EH Bildu, mientras que Ciudadanos también señala que será "perder el tiempo" si pretende usarles para "blanquear" un acuerdo ya cerrado con los separatistas.

Sin embargo, con el inicio del nuevo curso político el Ejecutivo también deberá encontrar consensos en leyes importantes que están en tramitación, como la de Memoria Democrática, que el Gobierno envió al Congreso en julio.

El plazo de enmiendas parciales finaliza este miércoles y ERC ha incidido en que no la apoyará si no declara la ilegalidad de los tribunales o jurados de la Guerra Civil que se constituyeron por motivos de ideología, así como las sentencias que se dictaron "por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencia religiosa o de orientación e identidad sexual".

Por otra parte, la formación republicana ha señalado que no renunciarán a impulsar medidas sociales en los presupuestos, mientras que el PNV y EH Bildu -que llevan conversando con el Ejecutivo desde hace varias semanas- pondrán sobre la mesa sus demandas territoriales.

El PNV recuerda el traspaso de transferencias pendientes y la necesidad de una gestión propia de los fondos europeos de reconstrucción y Bildu ha señalado a EFE que aunque afrontan las negociaciones con actitud "constructiva", el Gobierno debe "desplegar sin demora la agenda progresista que prometió".

Derogación de la reforma laboral, acabar con la Ley Mordaza, regular los alquileres, bajar con urgencia el desorbitado precio de la luz, dignificar las pensiones o apostar por una fiscalidad justa son exigencia -que no líneas rojas- de la formación abertzale.

Otros socios del Gobierno, como Compromís, también avanzan que insistirán en la necesidad de que el Gobierno resuelva "el incumplimiento reiterado de la financiación valenciana".