HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Más de 1.600 cuentas cerradas en China por “difundir rumores falsos” en Internet


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Las autoridades de supervisión de Internet de China cerraron recientemente 1.660 cuentas de redes sociales y sitios web dentro de una campaña que busca acabar con la difusión de rumores en la red, recogen hoy medios locales.

“Las violaciones relevantes incluyen la fabricación de rumores sobre eventos de emergencia o casos sensacionalistas, y las distorsiones infundadas con respecto a las políticas públicas”, reportó este miércoles la Oficina de Coordinación de Ciberseguridad de la Administración del Ciberespacio de China.

El departamento encargado de la información en Internet de Pekín puso como ejemplo varios casos típicos de difusión de rumores, desde informar de accidentes falsos a elaborar historias “sin base en la realidad”.

La campaña del gigante asiático para frenar la desinformación en Internet ha llevado al cierre de decenas de miles de cuentas y a la resolución de más de 1.600 casos relacionados con la "difusión de rumores" en línea.

El pasado mes de julio las autoridades de seguridad pública de China anunciaron haber cerrado o suspendido más de 10.000 cuentas en línea desde mediados de abril por difundir "información falsa", en una nueva muestra del afán del país por controlar la información difundida en el ciberespacio.

El Ministerio de Seguridad Pública de China afirmó entonces que algunos medios autónomos "inventaron rumores con el objetivo de aumentar el tráfico de sus sitios web y obtener beneficios económicos".

En abril, el regulador chino de Internet publicó el borrador de una normativa que regulará el sector de la inteligencia artificial, al que se exigirá que el contenido creado por 'chatbots' y otros modelos generativos "refleje los valores fundamentales socialistas" y no "socave la unidad nacional", "subvierta el poder del Estado" ni "incite a dividir el país".

China es el país con más internautas del mundo, pero a la vez uno de los que ejercen mayor control en los contenidos: servicios populares en el resto del mundo como Google, Facebook, Twitter o YouTube están bloqueados en el país desde hace años.