Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Guardia Civil: "Los abogados eran nuestra gallina de huevos de oro contra ETA"


El guardia civil del grupo de Información que dirigió la investigación a Halboka, el supuesto brazo jurídico de ETA, ha revelado en el juicio contra ocho de sus supuestos integrantes que el colectivo de abogados de la banda era "la gallina de los huevos de oro" para investigar y detener a sus dirigentes.

Así lo ha testificado ante el tribunal de la Audiencia Nacional, donde ha detallado que el inicio de la investigación tuvo su origen en la documentación intervenida al exlíder del aparato político de ETA, Francisco Javier López Peña, alias Thierry, durante su detención en 2008.

Con este testimonio y el de otros compañeros que intervinieron en el registro del despacho de abogados en el que trabajaba Arantza Zulueta, la Audiencia Nacional ha reanudado este lunes el juicio por el "sumario 13/13".

Este procedimiento se dirige contra ocho supuestos miembros del aparato jurídico de ETA, que supuestamente lideraba Zulueta, para quien la Fiscalía pide 19 años de cárcel por integración en organización terrorista en condición de dirigente y por depósito de armas y explosivos.

Para el resto de acusados, entre los que se encuentra el abogado Jon Enparantza, el Ministerio Público solicita entre 7 y 12 años de prisión por su presunta pertenencia a ETA o colaboración con la banda.

Se trata de Naia Zurriarain, Julen Celarain, Iker Sarriegui, Saioa Aguirre y Nerea Redondo.

El jefe de la investigación al supuesto aparato jurídico de ETA ha manifestado que el colectivo de abogados de la banda era "la gallina de los huevos de oro" para los agentes, ya que gracias a la información que les intervino la Guardia Civil pudo detener a algunos líderes de la organización terrorista.

Sobre Halboka ha asegurado que antes de poner en marcha las actuaciones sospechaban de la labor de los letrados, que podía "ir mucho más allá de misiones legales".

También ha señalado el arresto de López Peña como el inicio de la causa. Dos años después, en 2010, se realizaron las primeras detenciones, entre ellas la de Arantza Zulueta en su despacho de Bilbao.

Allí encontraron varios pendrives, entre ellos uno que cayó al mover un cuadro, según los agentes que participaron en el registro. El guardia civil de Información ha relatado al tribunal que este dispositivo contenía información sobre "objetivos de la banda para atentar, extorsiones y la ubicación de un zulo".

En sesiones anteriores, otros agentes contaron que hallaron armas, explosivos y dinero en efectivo en el emplazamiento que indicaba el contenido del pendrive, sito en el monte Jara francés.

A preguntas de las defensas, el testigo ha reconocido que el CNI colaboró durante la investigación con la Guardia Civil, a la que facilitó información sobre los acusados.

Sin embargo, los agentes que participaron en los registros han asegurando que ningún miembro del CNI asistió a esas intervenciones.

La sesión ha dejado una escena anecdótica en la que el propio abogado Alfonso Zenón, en defensa de Zulueta y Enparantza, ha preguntado a uno de los guardias civiles si el propio Zenón fue desalojado durante el registro del despacho de abogados de Bilbao o si por el contrario continuó trabajando como ha declarado el agente.

El juicio continuará mañana con la intervención de testigos, en su mayoría guardias civiles.