Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

William Godwin

William Godwin (1756-1836) estudió filosofía y fue clérigo en una comunidad de discrepantes hasta que bajo la influencia de la Ilustración francesa se hizo librepensador y abandonó su puesto. Su obra principal es el Análisis sobre el derecho político y su influencia sobre la virtud y la felicidad generales, de 1793.

La influencia ilustrada le hizo defender la importancia de la educación. Estaba convencido de la bondad intrínseca del ser humano y achacaba los vicios y crímenes a las condiciones generadas por la propiedad y el orden social. Con un aumento de la productividad en el trabajo y la introducción de la propiedad comunitaria la bondad natural reaparecería y haría posible también la abolición de la represión.

Sus anhelos socialistas tienen que ver con su análisis de la propiedad. Distinguía tres tipos o clases, de la que solamente la última debía abolirse. En primer lugar, estaría la propiedad como derecho sobre las cosas que si me pertenecen crearían mayor cantidad de bienestar y dicha que en el caso de que perteneciesen a otro. Eran los instrumentos de uso personal. En segundo lugar, estaría la propiedad como derecho de la individualidad a las cosas creadas por sí mismo y a aquella parte que él mismo no puede consumir. Esta clase de propiedad era menos indiscutible que la anterior, pero tenía que conservarse porque su abolición significaría un menoscabo de la libertad personal. Por fin, estaría la clase de propiedad sobre la que descansaba toda la riqueza de la llamada sociedad civilizada y que hacía, al mismo tiempo, a la mayor parte de la humanidad un conjunto de esclavos de una minoría propietaria. Era el sistema de propiedad que da derecho a un hombre a disponer del trabajo de otro hombre. Era una constante intromisión en los derechos del individuo. Sería la que luego el marxismo llamó la propiedad de los medios de producción y que el autor quería que fuera abolida. Godwin estaba convencido que los conocimientos emanados de la Razón iluminarían también a los empresarios capitalistas y propietarios agrícolas por lo que no haría falta ninguna acción violenta. Sin lugar a dudas, Godwin influiría en los socialistas utópicos y en los reformadores ingleses.

Podemos consultar el libro-cuaderno (“Cuadernos Libertarios”), De la impostura política, que publicó la Fundación Anselmo Lorenzo en 1993, con textos de Diego Abad de Santillán y Hem Day.

Otra recomendación bibliográfica sería el trabajo de Luis Bueno Ochoa, Godwin y los orígenes del anarquismo individualista, publicado por la Universidad de Comillas en 2008.

Por fin, La razón libertaria. William Godwin (1756-1836) de Raquel Sánchez García, en la Fundación Anselmo Lorenzo.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.