Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El pleno rechaza la mesa de diálogo que reivindican el PSC y los comunes


El pleno del Parlament ha rechazado pedir al Govern que active la mesa de diálogo entre partidos catalanes que reivindican el grupo PSC-Units y los comunes, con el voto en contra de los partidos independentistas -ERC, JxCat y CUP- y de Vox, y la abstención de Cs y PPC. 

Los promotores de la iniciativa que se ha votado este jueves en la cámara catalana han sido los socialistas, que en la anterior legislatura ya impulsaron una mesa de partidos similar, que en ese caso sí que recibió el aval de republicanos y Junts.

El entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra, asumió el mandato del Parlament y reunió a los partidos catalanes para profundizar en el diálogo interno en Cataluña.

Eso es, precisamente, lo que desde hace semanas el jefe de la oposición, el socialista Salvador Illa, le pide a Aragonès: que en paralelo a la reunión de la mesa de diálogo entre gobiernos -prevista para la tercera semana de septiembre-, se siente a hablar con el resto de partidos catalanes para consensuar algunas de las demandas a plantear al ejecutivo de Pedro Sánchez.

Sin embargo, durante el debate previo a la votación de la moción que instaba al Govern a convocar la mesa de partidos, el diputado de ERC Ernest Maragall ha negado la necesidad de un nuevo espacio de diálogo entre partidos porque "ya existe el Parlament".

"No más inventos de mesas", ha espetado la diputada de JxCat Mònica Sales. Para la portavoz de PSC-Units, Alícia Romero, estas reticencias no tienen sentido: "No entiendo dónde está el miedo y el complejo", ha dicho.

Y, tras avisar de que el conflicto no solo es entre el Estado y la Generalitat, sino que "hay un conflicto entre catalanes, ha agregado: "Los catalanes tenemos que hablar entre nosotros, tiene que haber un diálogo sincero y honesto para buscar los puntos que nos unen".

También los comunes han defendido la apertura de una mesa de partidos dentro de Cataluña, pues creen que los consensos a los que se llegara en ella permitirán al Govern acudir a la mesa de diálogo con el Estado "con una propuesta de país, no una propuesta de partidos".

Ciudadanos y PPC han coincidido en recelar del objetivo de la mencionada mesa de partidos que plantean los socialistas, y la CUP directamente ha acusado de "cínico" al partido que capitanea Illa en la cámara catalana.

Vox, por su parte, se ha opuesto a ella argumentando que "no se puede dialogar con delincuentes", en alusión a los partidos independentistas.