Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Jordi Sànchez dice que no especularán con la idea de convocar nuevas elecciones


El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, en una imagen de archivo. El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, en una imagen de archivo.

El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, rechaza negociar con prisas la formación de un nuevo Govern con ERC y asegura que no especularán con la posibilidad de convocar nuevas elecciones, por lo que invita a ERC a gobernar en minoría si así lo quiere.

En una entrevista que publica este domingo el diario "La Vanguardia", Sànchez repasa las negociaciones entre Junts per Catalunya (JxCat) y Esquerra Republicana (ERC) para la formación de un nuevo gobierno catalán, para lo que ya han mantenido "14 o 15 reuniones", explica.

"No pedimos tiempo para castigar a ERC, en absoluto. Tenemos que hacerlo bien para ofrecer estabilidad y acción de gobierno. Y de no llegar a un acuerdo ya encontraríamos la manera de no ir a elecciones", asegura el dirigente de JxCat desde la cárcel de Lledoners, donde cumple condena por el juicio del "procés".

"Dije que no especularíamos con elecciones: si quieren, que gobiernen en minoría", afirma contundente Sànchez quien rechaza entrar "deprisa y corriendo" en un Govern sin solucionar sus diferencias con los republicanos para poder "pasar página".

Sobre el acuerdo que ya han alcanzado ERC y la CUP, el secretario general de JxCat explica que hay cosas "asumibles y otras no", entre las que cita "desaprovechar la colaboración público-privada para la prestación de servicios", algo que considera "un error".

Sobre la renta básica reflexiona: "Podemos discutir sobre la conveniencia o no de implantar la renta básica, pero la pregunta es cómo la pagaremos".

En cuanto al Consell per la República y el papel que debe tener el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, reconoce que tienen dos visiones diferentes que deben complementar, aunque niega que pretendan controlar al futuro president desde este organismo.

"Creemos -propone- que tiene que haber una dirección colegiada a cinco (ERC, Junts, CUP, ANC y Òmnium) de la estrategia independentista, vinculada al Consell per la República".

Puigdemont, asegura Sànchez, "está inmerso en un proceso de denuncia y de internacionalización del conflicto", aunque avisa: "Está determinado, eso sí, a mantener la presidencia en el exilio y ese reconocimiento".

Subraya el rechazo de JxCat a la mesa de diálogo, "solo la quieren 33 de los 74 diputados independentistas", y denuncia "la nula voluntad" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hacia este mecanismo de negociación.

Para Jordi Sànchez, es importante decidir qué harán si la mesa no tiene éxito y cómo lograr "por la vía de la no violencia, forzar al Estado a aceptar una negociación real", sin poner plazos: "Yo no haré como la CUP, que ha dado dos años", señala.