Andalucía mantiene la jornada presencial de 35 horas semanales

La Junta de Andalucía mantendrá para sus 250.000 empleados la jornada "presencial" de 35 horas semanales a la que se sumarán otras 2,5 horas de trabajos preparatorios que los empleados autonómicos realizarán en su tiempo particular, después de que el Tribunal Constitucional anulara la reducción de jornada.

También se mantendrán los 7.000 contratos que la Junta ha suscrito desde que en 2013 implantó este horario laboral, según ha anunciado hoy la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, quien ha enviado un mensaje de tranquilidad a estos trabajadores.

La consejera ha explicado que la Junta acata la sentencia del Tribunal Constitucional, que anuló esta reducción de jornada, y mantiene las 37,5 horas semanales mínimas fijadas por el Gobierno central, ya que a la jornada "presencial" de 35 horas se añaden las 2,5 de trabajos preparatorios.

Ha añadido, en declaraciones a los periodistas, que esta fórmula será debatida el próximo lunes con las organizaciones sindicales y que el previsible acuerdo será ratificado al día siguiente por el Consejo de Gobierno, con lo que adquirirá rango de decreto.

Montero ha explicado que esta fórmula de la Junta permite acatar la sentencia del TC y asumir la reiterada reivindicación sindical de que el cómputo de la jornada laboral de los empleados públicos incluya el tiempo que dedican a la preparación de sus trabajos fuera de su puesto de trabajo.

Ha citado, como ejemplos, la preparación de casos clínicos por el personal sanitario, de clases por los docentes, las tareas de formación para adaptarse a los cambios normativos, la formación y "todo aquello necesario que se desarrolla habitualmente fuera del puesto de trabajo", tareas que "normalmente los empleados públicos desarrollan en su ámbito doméstico".

La consejera ha descartado que esta fórmula vuelva a ser recurrida por el Gobierno central y ha criticado el "silencio vergonzante" del PP ante la decisión del Ejecutivo central de no aceptar el levantamiento del auto del TC.

Ha avanzado que la posición del PP andaluz de negociar esta reducción de la jornada laboral y la posición "receptiva" del ministro Montoro cambió radicalmente tras el verano y ha interpretado que ha podido deberse a "presiones" de la Unión Europea.

Montero ha "exigido" al Gobierno central que "regule para todo el Estado" la jornada de 35 horas para los empleados públicos en los Presupuestos del 2018 "ahora que empieza la recuperación" porque, ha denunciado, "sería muy triste aprovechar la crisis para no devolver a los trabajadores lo que habían conseguido con su esfuerzo".