Foment distingue a Luca de Meo (Seat) con la Medalla al Empresario del Año

La patronal Foment del Treball ha otorgado al presidente de Seat, Luca de Meo, la Medalla de Honor al Empresario del Año por su liderazgo al frente de la compañía y ha concedido otras dos medallas a título póstumo a Sebastià Salvadó y Miquel Valls.

Luca de Meo recogerá el galardón mañana, lunes, durante la XII edición de los Premios Carles Ferrer Salat, en un acto al que asistirán, entre otros, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y las ministras de Economía, Nadia Calviño; Hacienda, María Jesús Montero; y Defensa, Margarita Robles.

Además de Torra, la delegación del Govern estará integrada por el vicepresidente catalán y conseller de Economía, Pere Aragonès, y los titulares de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón; de Trabajo y Asuntos Sociales y Familia, Chakir el Homrani; y de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

Las Medallas de Honor y los Premios Carles Ferrer Salat, que se entregan anualmente, reconocen la labor realizada por empresas y destacados empresarios durante el último año o a lo largo de su trayectoria profesional.

Con la medalla a Luca de Meo, Foment del Treball, integrada en la CEOE, distingue la labor del empresario al frente de la automovilística filial del Grupo Volkswagen, que está encadenando récords de ventas y está inmersa en un ciclo expansivo en plena transformación digital del sector.

La patronal que preside Josep Sánchez Llibre también ha querido subrayar la visión estratégica de De Meo "al transformar el vehículo bajo un nuevo concepto de movilidad, conectividad e innovación creativa" y por colocar a Seat como una de las marcas que más crece en Europa, según ha destacado la organización en un comunicado.

Seat vendió en 2018 la cifra récord de 518.000 vehículos y obtuvo un beneficio de 294 millones de euros, el mayor de su historia.

La automovilística con sede en Martorell (Barcelona) representa casi el 3 % de las exportaciones y es el primer inversor industrial en I+D de España.

Además de los empresarios mencionados, el jurado de esta edición ha galardonado a las compañías Torrons Vicens, por su labor de compromiso social; a Schneider Electric España, por su apuesta por la innovación; a Celsa Group, por su responsabilidad en el medio ambiente; a Castañer, por su estrategia de internacionalización; a Nestlé por sus políticas de igualdad; y a Byhours como Pyme del Año.

En el caso de Sebastià Salvadó, la medalla reconoce su labor como presidente del RACC, una organización que es referente mundial en el ámbito de la movilidad; y en el de Miquel Valls se subraya su "responsabilidad" y su "actitud dialogante" durante los 17 años al frente de la Cambra de Barcelona. El año pasado Foment distinguió al presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, con la Medalla de Honor al Empresario del Año por su trayectoria profesional.

La gala del año pasado generó una gran expectación porque Pedro Sánchez y Quim Torra acudieron a ella justo después de mantener una reunión en el Palacio de Pedralbes de Barcelona.