Un tercio de los hogares españoles (el 30,4%) desconoce la existencia del bono social

Un tercio de los hogares españoles (el 30,4%) desconoce la existencia del bono social -el descuento en la factura de la luz para los consumidores calificados de vulnerables-, según el Panel de Hogares de la CNMC sobre electricidad y gas del primer semestre de 2019, dado a conocer este viernes.

Frente a ello, un 66 % de los hogares españoles dicen conocer la existencia del bono social eléctrico. De ellos, la mayoría (el 65 %) declaraba conocer los requisitos para acceder a esta ayuda, mientras que un 34,3 % los desconocía, según recoge esta encuesta de la CNMC a hogares e individuos de periodicidad semestral.

Uno de los requisitos para acceder al bono social es tener contratada la tarifa de luz regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Sin embargo, según el Panel de Hogares, tres de cada cuatro hogares españoles (el 77 %) desconocen que pueden contratar sus tarifas de la luz sujetas a ese precio regulado o a un precio liberalizado.

En el caso del gas, para el que existe la tarifa regulada TUR (tarifa de último recurso), son un 74 % los hogares que no conocen esa diferencia. Este desconocimiento lleva a que una amplia mayoría de los hogares españoles no saben en qué mercado tienen contratados sus suministros de luz (64 %) y gas natural (70 %).

En la factura de la luz, uno de los términos fijos que paga el consumidor es la potencia contratada y, en función de ella, ese coste fijo es más alto o más bajo. Un 70 % de los hogares declaran tener una potencia contratada de hasta 6 kilovatios (Kw); un 5 %, entre 7 y 10 Kw, y son muy pocos los que tieneN más de 10 Kw.

No obstante, hay un 22 % de hogares que desconocen la potencia incluida en su contrato de energía eléctrica. Otro aspecto que contribuye a reducir la factura de la luz es la discriminación horaria y, en este caso, un tercio (el 35 %) no sabe qué tipo de tarificación tiene contratada.

Un 28 % declara tener una tarificación por horas y un 16 % tarifa con discrimación horaria o precio por tramos, mientras que un 15 % indica que tiene otros tipos de tarifa y un 6 % tarifa plana (en este caso se paga una tarifa fija al mes).

Siete de cada diez hogares (el 69,3 %) con discriminación horaria aseguran que tuvieron en cuenta los precios de los distintos tramos horarios en sus hábitos de consumo, como al poner la lavadora o la calefacción.

En cambio, sólo el 17 % de los hogares con tarifa por horas sin discriminación horaria tuvieron en cuenta los precios horarios en sus hábitos de consumo. Por lo que se refiere al suministro de gas natural, la mitad de los hogares españoles que lo utiliza tienen contratado el servicio con el mismo proveedor que les suministra la electricidad.

Un 41 % esgrime que el motivo para tener una factura conjunta es la comodidad de tener un único proveedor y un 32 % por los descuentos que se le hacen en la electricidad por contratar una oferta combinada de luz y gas, mientras que un 29 % afirma que lo hace por la reducción que supone en los gastos conjuntos.