Aecoc cree que el "Black Friday" pierde fuerza en favor del Día del Soltero

Aecoc cree que el "Black Friday" pierde fuerza en favor del Día del Soltero / EFE Aecoc cree que el "Black Friday" pierde fuerza en favor del Día del Soltero / EFE

La Asociación de Empresas de Gran Consumo (Aecoc) cree que el "Black Friday" perderá peso en la venta de productos tecnológicos por la contención en el gasto y la saturación de operadores y oferta y que algunos distribuidores podrían adelantar la campaña de Navidad al 11 de noviembre, el Día del Soltero.

Según las previsiones de Aecoc, el "Black Friday" en 2019 se mantendrá como la fecha más relevante en las ventas navideñas para el sector tecnológico, aunque su potencial de crecimiento empieza a tocar techo, ya que este año su incremento volverá a estar por debajo de los dos dígitos, frente a los importantes crecimientos registrados en años anteriores.

El responsable del área de bienes tecnológicos de consumo de Aecoc, Alejandro Lozano, considera que las campañas de descuento que se van haciendo durante todo el año han creado un sector "fundamentalmente promocional", lo que va en contra de la generación de beneficios.

Por este motivo, muchos distribuidores están optando por alejarse de las fechas más saturadas de operadores, como el "Black Friday", para buscar una menor competencia.

En este contexto, Lozano prevé que muchos distribuidores podrían optar en un futuro próximo por adelantar la campaña de Navidad al 11 de noviembre, coincidiendo con el Día del Soltero, que crece como fecha de promociones.

El Día del Soltero, lanzado como campaña promocional por el grupo Alibaba en 2012, cuenta con gran popularidad en Asia, pero sigue siendo minoritario en Europa, "por lo que los operadores pueden encontrar una oportunidad para adelantar las ventas navideñas a una fecha con menos competencia".

Lozano cree que, pese a esta pérdida de peso, estas fechas promocionales seguirán siendo estratégicas para los distribuidores.

Según las previsiones de Aecoc, las ventas que se producirán a partir del 11 de noviembre representarán más del 30 % de la facturación del sector, rozando el 40 % en algunos productos, como teléfonos inteligentes, tabletas o productos informáticos.