La OCDE sigue viendo signos de empeoramiento en Alemania, España y EE.UU.

Los indicadores compuestos avanzados de la OCDE mantuvieron este martes que hay señales de empeoramiento de la coyuntura económica en el conjunto de la zona euro, en particular en países como Alemania y España, así como en Estados Unidos.

El indicador, que señala con varios meses de anticipación inflexiones en el ciclo económico, bajó 10 centésimas para Estados Unidos, hasta los 98,96 puntos, y otras 10 centésimas para la eurozona en su conjunto, a 98,96 puntos, por debajo en ambos casos del nivel 100 que marca la media de largo plazo.

El descenso mensual, correspondiente a agosto, llegó a ser de 15 centésimas para Alemania (a 98,58 puntos), de 22 centésimas para España (a 98,58 puntos) y de hasta 61 centésimas para Irlanda (a 98,66 puntos).

La rebaja fue más contenida en Italia, de 8 centésimas a 99,04 puntos, y en Francia, por el contrario hubo un incremento de 4 centésimas a 99,39 puntos.

La OCDE interpreta que la tendencia de crecimiento de Francia, a diferencia de los otros grandes países de la moneda única, se mantiene estable. En cuanto al Reino Unido, en plena incertidumbre por el "brexit", persiste igualmente la misma orientación estable, con una bajada de 8 centésimas a 98,94 puntos.

México destacó como el país de la organización con el ascenso mensual más pronunciado, de 39 centésimas a 100,65 puntos, que es también el nivel más elevado de los 36 miembros. En doce meses, su índice ha subido en 2,11 puntos.

En cuanto a las grandes economías emergentes, los indicadores de China siguen dando muestras de un crecimiento estable (subió 18 centésimas a 98,99 puntos) y en Brasil (descendió una centésima a 102,13 puntos).