ÚNETE

El superávit por cuenta corriente de la UE baja a 40.900 millones en el segundo trimestre

El superávit por cuenta corriente de la UE baja a 40.900 millones en el segundo trimestre / EFE El superávit por cuenta corriente de la UE baja a 40.900 millones en el segundo trimestre / EFE

La Unión Europea (UE) registró en el segundo trimestre un superávit por cuenta corriente en su balanza de pagos de 40.900 millones de euros, equivalente al 1 % de su PIB, por debajo del excedente de 47.400 millones obtenido en el trimestre anterior, informó este viernes Eurostat.

La cifra es también inferior al superávit de 67.600 millones (1,7 % del PIB) registrado entre abril y junio del año pasado, según las estimaciones difundidas por la oficina de estadística comunitaria.

Por componentes, aumentó el superávit en la cuenta de servicios a 32.400 millones de euros (frente a 16.600 millones el trimestre previo), mientras que se redujeron los excedentes en el intercambio de servicios (de 47.300 a 25.700 millones) y en la balanza de rentas primarias (de 5.400 a 3.500 millones).

En el mismo periodo se redujo el déficit de la balanza de rentas secundarias (de 21.800 a 20.700 millones de euros).

La balanza de cuenta de capital, por su parte, vio un aumento de su déficit, de 9.200 millones a 19.100 millones de euros en el segundo trimestre.

Por su parte, la eurozona también redujo su superávit por cuenta corriente en el segundo trimestre a 57.100 millones de euros, equivalente al 1,9 % de su PIB e inferior al excedente de 95.200 millones del trimestre anterior.

Se redujo el superávit en el comercio de bienes (de 85.200 a 79.400 millones de euros) y en la balanza de rentas primeras (de 19.800 a 17.100 millones), en tanto que la balanza de servicios pasó de un superávit de 30.000 millones en el trimestre previo a registrar un déficit de 37.000 millones entre abril y junio.

El déficit de la balanza de rentas secundarias se estrechó hasta los 35.700 millones, frente a los 40.100 millones previos.

Entre sus socios, la UE registró un superávit por cuenta corriente con Estados Unidos (40.500 millones de euros), Suiza (21.500 millones), Hong Kong y Canadá (ambos 8.300 millones), Brasil (8.100 millones) e India (200 millones).

Por el contrario, tuvo déficit en sus intercambios con China (20.100 millones), Rusia (5.800 millones) y Japón (2.400 millones).

En cuanto a la balanza de cuenta financiera, la UE fue receptora neta de inversiones directas del extranjero, con un total de 169.900 millones de euros en el segundo trimestre.

En concreto, descendieron los activos de inversión hasta los 56.700 millones de euros, mientras que se incrementaron los pasivos hasta los 113.200 millones, según los datos no ajustados estacionalmente por Eurostat.

Por Estados miembros, los mayores superávit por cuenta corriente se registraron en Alemania (59.900 millones de euros), Italia (14.900 millones), Holanda (13.600 millones) y España (10.900 millones).

Los déficit más abultados, por el contrario, se observaron en el Reino Unido (27.000 millones), Irlanda (26.500 millones), Francia (3.900 millones) y Finlandia (3.600 millones), según los datos de Eurostat, que contabilizan también los intercambios entre Estados miembros.

La balanza de pagos de la UE refleja el saldo de los intercambios del bloque con el exterior, teniendo en cuenta los pagos que realiza e ingresos que recibe debido a sus importaciones y exportaciones de bienes, servicios, capital o transferencias.