La mitad de los trabajadores LGTBI sigue ocultando su condición sexual

El 52 % de los trabajadores LGBTI+ sigue ocultando su condición sexual en el entorno laboral y los que sí lo reconocen dan menos explicaciones sobre su vida personal por miedo al rechazo.

Son datos de un estudio, en el que han participado 8.500 trabajadores de universidades y empresas, presentado este viernes en el acto de entrega del distintivo Emidis 2018 que otorga la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) a las empresas por adoptar buenas prácticas en materia de diversidad e inclusión LGTBI en el lugar de trabajo.

El 54 por ciento de los trabajadores LGTBI separa su vida privada de la laboral por miedo al rechazo y "porque a nadie le interesa su vida fuera del trabajo", el 43 % para evitar rumores o estereotipos y el 33 % para no dar explicaciones.

Si se compara con los trabajadores que no lo son, la mitad de trabajadores heterosexuales cree que esta diversidad no debe contemplarse en el ámbito laboral, un porcentaje que baja al 28 % entre los empleados LGTBI.

Para la directora del proyecto Emidis, Jenifer Rebollo, “el hecho de que una persona no hable con normalidad de su familia, de su pareja, o de su vida provoca, por lo general, desconfianza. Esto puede repercutir negativamente en la carrera profesional de las personas LGTBI puesto que la confianza es un factor muy importante a la hora de promocionar dentro de la empresa”.

Además Rebollo ha explicado que las personas LGTBI también suelen renunciar a determinados beneficios sociales, como los permisos retribuidos por matrimonio o crianza para no “desvelar” su verdadera orientación sexual.

“Estas personas tienen que estar constantemente controlando lo que pueden y no pueden contar acerca de su vida, lo que genera un estrés que acaba repercutiendo en su rendimiento laboral y en la relación con sus compañeros”, ha añadido.

En la inauguración del acto, la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, ha apostado por crear protocolos en las empresas que faciliten que en los espacios informales de las empresas todos los trabajadores puedan hablar de su vida privada con total libertad.

Ha recordado la aportación que pueden hacer las empresas por garantizar la diversidad "tan necesaria" y también que todas las personas "están obligadas al respeto".

Desde la FELGTB, José Luis Lafuente ha recomendado a las empresas que “además de crear entornos seguros, emitan mensajes explícitos sobre el respecto a la diversidad LGTBI para que sus empleados no tengan dudas sobre si poder o no visibilizarse”.

“La cultura de cada empresa es a veces intangible y complicada de medir y, por ello, es importante contar con el apoyo de la alta dirección para marcar los valores que rigen a la compañía y su compromiso con la diversidad LGTBI”, ha señalado.

Se ha otorgado este distintivo en esta edición a las compañías P&G, Accenture, Vodafone, SAP, Nielsen, IBM, Telefónica, Oracle, Axa y Admiral.