TV

Los TPV siguen batiendo récords y rondan los 1,9 millones de terminales

Los terminales de punto de venta (TPV) en España suman su sexto ejercicio consecutivo al alza y se acercan a los 1,9 millones de dispositivos hasta marzo, una nueva cifra récord que supera en un 2,8 % el máximo registrado en 2018, año que culminó con un total de 1.815.516. EFE/Archivo Los terminales de punto de venta (TPV) en España suman su sexto ejercicio consecutivo al alza y se acercan a los 1,9 millones de dispositivos hasta marzo, una nueva cifra récord que supera en un 2,8 % el máximo registrado en 2018, año que culminó con un total de 1.815.516. EFE/Archivo

Los terminales de punto de venta (TPV) en España suman su sexto ejercicio consecutivo al alza y se acercan a los 1,9 millones de dispositivos hasta marzo, una nueva cifra récord que supera en un 2,8 % el máximo registrado en 2018, año que culminó con un total de 1.815.516.

Según los datos del Banco de España recogidos por Efe, el número de terminales disponibles a cierre del primer trimestre de 2019 es un 24,5 % superior al registrado en un 2014 en el que comenzó la recuperación de esta tecnología después de tres años a la baja.

El histórico del organismo se remonta al 2000, cuando se contabilizaron 802.698 TPV, casi un millón menos que en la actualidad. Aunque su presencia logró multiplicarse en los años previos a la crisis, es ahora cuando estos terminales están gozando de su edad de oro, como demuestra su comparativa con hace justo una década, que culminó con 1,5 millones de dispositivos, un 17,3 % menos.

Este hecho configura un nuevo escenario de consumo en el que el aumento sostenido y constante de las operaciones realizadas con los TPV -y también, en menor medida, del importe de éstas- contrasta con la reducción del pago en efectivo en comercios, restaurantes y otros establecimientos.

De enero a marzo se han realizado más de 1.015 millones de transacciones en dichos terminales, un 15,27 % más que en el mismo periodo de 2018, por importe de 36.000 millones de euros (35 euros de media).

En caso de mantener este ritmo, los TPV despedirían 2019 marcando un nuevo hito, más de 4.000 millones de operaciones por un valor de 144.164 millones de euros (36 euros de consumo medio).

A tenor del histórico del Banco de España, desde que hace diez años se superaron los 2.000 millones de transacciones, éstas nunca han dejado de crecer, y en 2016 lograron romper la barrera de los 3.000 millones después de avanzar en sólo un año un 13,48 %.

Respecto a los importes, en la mayoría de los años han ido en aumento, salvo entre 2009 y 2012, cuando sufrieron unas caídas del 3,54 % y del 0,90 %, respectivamente, coincidiendo con los efectos de la crisis económica y financiera.

Antes, en 2008, se había superado por primera vez la cuantía de los 90.000 millones de euros, nivel que se mantuvo hasta que en 2014 se alcanzaron los 100.000 millones de euros en gastos cobrados por TPV, fruto de la recuperación.

Atendiendo al total de tarjetas de crédito y débito emitidas en España -más de 85 millones-, cada una de ellas habría pagado en una terminal TPV unas doce veces en el primer trimestre de 2019.