SUSCRÍBETE

Madrid, Barcelona o Málaga, principales dinamizadores del mercado de suelo

Madrid, Barcelona o Málaga, principales dinamizadores del mercado de suelo / EFE Madrid, Barcelona o Málaga, principales dinamizadores del mercado de suelo / EFE

Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante y Valencia se consolidan como principales dinamizadores del mercado del suelo en España, según ST Sociedad de Tasación, que señala que en estas ubicaciones la escasez de suelo repercute en la oferta de vivienda y provoca una subida de precios ante la demanda creciente.

ST ha subrayado que el mercado del suelo residencial a nivel nacional continúa marcado por una dispersión regional y ha recordado que, de acuerdo con su reciente informe, el precio medio de la vivienda nueva en España aumentó un 5,1 % en el primer semestre hasta 2.400 euros/m2 con Madrid y Barcelona liderando las subidas aunque a menor velocidad.

Madrid sigue siendo el principal motor del mercado a pesar de la acusada escasez de suelo en ubicaciones céntricas, que está propiciando una revalorización de distritos periféricos como el Ensanche Vallecas o Vicálvaro. Además, la mayor cantidad de suelo disponible se localiza en desarrollos del sureste de la capital y en distritos del centro, donde existe escasez de suelo y las actuaciones se centran en rehabilitación o renovación de edificios.

La escasez de suelo finalista en la capital sigue propiciando la dinamización de operaciones de comercialización y desarrollo de suelo en municipios del área metropolitana, agrega ST.

La zona norte, con Alcobendas, Pozuelo y Boadilla a la cabeza, continúa muy activa y se aprecian casos en los que los altos precios de partida acaban siendo objeto de algún ajuste, lo que está conteniendo las subidas y empieza a cuestionar si los precios ofertados están llegando a un punto con escaso recorrido.

A partir de la "primera corona", constituida por el área metropolitana de Madrid, la situación se estabiliza con un mercado mucho más contenido y precios más moderados. Además, ST señala que Barcelona y su área metropolitana mantienen el papel de motor del desarrollo inmobiliario residencial aunque los cambios normativos, como la reserva obligatoria para vivienda protegida o la moratoria turística, están propiciando un desplazamiento a zonas periféricas.

También se observa interés en el mercado de oficinas, para el que se prevén altos niveles de ocupación. ST indica además que en Andalucía se mantiene la mayor actividad inmobiliaria en el entorno de la Costa del Sol, principalmente en Málaga y Marbella y sus zonas de influencia, mientras que Baleares continua, junto con Madrid y Barcelona, encabezando el dinamismo inmobiliario pese a que en algunas zonas se aprecia moderación en los precios.

Canarias mantiene su evolución positiva, con un incremento sostenido; en Galicia las transacciones de suelo siguen centradas en las principales ciudades, sobre todo, en A Coruña, Santiago y Vigo; en Extremadura continúa la estabilidad, mientras que en Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja la situación sigue sin cambios.

Murcia sigue sin absorber las importantes bolsas de existencias en suelo vacante, a diferencia de la Comunidad Valenciana; en tanto que en Cantabria la actividad de obra nueva está muy paralizada.

Banner 468 x 60 px